La ropa es otra tarjeta de presentación. Cada persona tiene una manera única de vestirse y un gusto especial para elegir su indumentaria. Hay ocasiones en las que se necesita algo distinto para un acontecimiento único o simplemente se atraviesa un momento en la vida en el que se desea destacar. Las grandes cadenas comerciales están bien para adquirir prendas básicas pero las personas con inquietudes en la moda necesitan más y no siempre hay otras opciones disponibles en pequeñas ciudades. Gracias a Internet, ahora las posibilidades son infinitas.

Tiendas de ropa y complementos para mujeres

Existen varios diseñadores muy originales, la mayoría residentes en Madrid, que cuentan con una página web donde poder comprar a través de la red.

La casita de Wendy es una marca de ropa bajo la que se esconden dos diseñadores madrileños, Inés Aguilar e Iván Martínez. Esta pareja lleva nueve años creando ropa para mujer sencilla y cómoda. Sus diseños se caracterizan por sus líneas sencillas, con estampados bucólicos y näif. En su página puedes encontrar faldas, abrigos, vestidos y tops. Una sección outlet, con ropa de otras temporadas rebajada y un curioso apartado denominado recycling en el que hay bolsos y cojines.

Biscuit es una tienda que comercializa, además de su propia marca, ropa de otros creadores. En su tienda online se pueden comprar preciosos broches de Ninuka, Santa Mistura, El taller de Violeta o Eviaan. Joyas de La Gallina Marina o Villarrome, entre otros o accesorios de Luka Moon. Los vestidos de Biscuit son sencillos, con estampados de rayas, cuadros y colores neutros y un precio muy razonable. Otra opción es Moniquillashop con faldas de estampados y vestidos muy coloridos.

Otra tienda online muy original es Mistela donde se pueden encontrar complementos hechos con materiales reciclados. Una de las secciones con más éxito es la de sus monederos en forma de simpáticas galletas.

A las más atrevidas les gustará Micocotte, un proyecto que engloba producción textil y gráfica. Tienen vestidos muy ponibles y otras secciones curiosas, como “El ajuar de una mujer ingrávida” donde presentan ropa hecha de papel. Especialmente divertidas son las braguitas con el lema “Cumpliré tu voluntad aunque me cueste controlar mis pasiones”.

Una tienda online exclusivamente de complementos es Keboniko, donde se puede adquirir anillos, monederos o bolsos. Y para los más pequeños, baberos, portachupetes y bodis. En la misma línea está Jugando con hilos.

Para las mujeres que viven en Madrid

Para aquellas que no conciben el verbo comprar sin salir a la calle y viven en Madrid, pueden visitar muchas de las tiendas reseñadas en el apartado anterior, ya que a parte de tienda online, también cuentan con un local donde exponen sus productos. Es el caso de La casita de Wendy, cuya tienda se encuentra en el Paseo Acacias, 30 o de Biscuit, en la calle Divino Pastor, 15.

Además, la calle Ballesta y sus alrededores es una zona imprescindible para encontrar ropa original. Es sorprendente comprobar cómo se ha rehabilitado este barrio. Donde antes había locales de ambiente, ahora están algunas de las tiendas de ropa más especiales de la capital. No solo por su mercancía, sino también por el espacio en sí. Las prendas y complementos están colocados en la misma barra del antiguo bar o en las distintas habitaciones donde antes se tomaba una copa.

Tampoco hay que olvidar Fuencarral y su mercadillo, lleno de tiendas alternativas y de vanguardia. El mercado estuvo a punto de cerrar en 2009 ya que el dueño del edificio recibió una oferta de un fondo inmobiliario y pensó en venderlo, pero al final, decidió que el espacio permaneciera.