Los complementos predicativos pueden serlo del sujeto, del complemento directo y de otras funciones gramaticales. El predicativo es un modificador bivalente; puede ser un sustantivo, un adjetivo o un sintagma nominal, que es atraído por dos núcleos a la vez. Por ser un modificador del predicado, necesariamente uno de esos núcleos es el verbo; el otro es un sustantivo de la oración que puede ser el sujeto o el objeto directo.

La función sintáctica que se establece entre las dos partes de la oración, no es directa, sino a través del verbo.

Complemento predicativo del sujeto

Esta función puede ser realizada por un adjetivo o un participio, y en ese caso la relación se manifiesta en la concordancia de género y número:

Permanecimos callados.

Ella se encuentra delgada.

La gente escuchaba atenta.

Con verbos intransitivos, el predicativo solo puede referirse al sujeto, como en los ejemplos anteriores. Pero si el verbo es transitivo, el predicativo lo será del complemento directo:

Dejaron vacíos los cajones.

Él la volvió loca.

La vi sola.

En estos casos, vacíos, loca y sola señalan algo que se atribuye, en cada caso a cajones y a lo representado por los pronombres lo y la, que funcionan como complemento directo en sus respectivas oraciones.

Los complementos predicativos del sujeto no se predican a través de un verbo copulativo (ser, estar, parecer), sino a través de un verbo pleno.

Complemento predicativo del objeto directo

Este predicativo puede estar constituido por adjetivos (La cocinaste muy rápido), sustantivos (Lo eligieron gobernador), grupos preposicionales (Recibió el documento sin sello), locuciones adjetivas o adverbiales (La noticia circuló de boca en boca).

Los predicativos del objeto directo se pueden transformar en predicativos del sujeto si se realizan en voz pasiva: El documento fue recibido sin sello.

El complemento predicativo del objeto directo puede ser obligatorio u opcional.

  • Predicativo obligatorio
Se construye con los verbos copulativos ser, estar o parecer; en general, estos verbos son considerados cópula (establecen solo la unión, sin agregar significado). Solo puede remitirse al sujeto: Ella es digna de honores.

El predicativo objetivo obligatorio acompaña a una serie de verbos que se caracterizan por el hecho de que requieren un objeto directo que se encuentre en una situación o condición específica:

- Designativos: elegir, nombrar, designar.

Lo eligieron senador.

Al director lo llamaban “Pipo”.

- Performativos: declarar, proclamar.

Lo declararon culpable.

- Verbos de deseo: querer, preferir.

Quiero el café dulce.

Prefiero los apartamentos ventilados.

  • Predicativo no obligatorio
Otros verbos admiten predicativos adjuntos, es decir, no requeridos por el verbo. Pueden ser un sustantivo, un adjetivo o un sintagma nominal y referirse al sujeto o al objeto directo:

María viajó contenta. María viajó.

Me entregó rota, la copa.

La tormenta nos amenazaba cruel y despiadada.