Es un hecho, el número de personas solteras y sin compromiso cuya edad sobrepasa los 30, cada vez es más elevado en la sociedad occidental.

¿Por qué hay tanta gente con treinta y cinco años y sin pareja?

Hay varios factores que influyen en este problema. Por un lado, en países como España la juventud cada vez se incorpora más tarde al mercado laboral. No es raro conocer hombres y mujeres con treinta y tantos que aún viven en casa de sus padres.

Eso provoca que, si se tenía pareja, la probabilidad de que esta se rompa por simple “desgaste” aumente. Una pareja es un ente vivo y, como tal, necesita crecer, evolucionar. Que cada miembro de esa pareja duerma en casa de sus padres cinco noches por semana no ayuda en nada a esa evolución y, eventualmente, la pareja acaba disolviéndose.

El problema de encontrar pareja pasados los 30

Con la llegada de la madurez la vida cambia notablemente: llegan las responsabilidades, desaparece en gran medida el tiempo libre… Y, sobre todo, cambia el hábitat en el que los jóvenes se mueven.

Si hasta entonces siempre había estado rodeado de gente de su edad (colegio, instituto, universidad), ahora se encuentra en una oficina, con compañeros de edades dispares. Los vínculos con sus antiguas amistades se rompen. Es difícil mantener el contacto.

La solución para encontrar pareja pasa por recuperar un poco de aquella vida adolescente.

Los clubes de aficiones: una mina a la hora de buscar amistades

Son de gran ayuda las actividades sociales y las aficiones. Entrar en un grupo de algún deporte como senderismo o escalada, apuntarse a clases de baile o formar parte de algún grupo de ajedrez… asegura encontrar gente con gustos afines. Además, será gente con la que no media ninguna responsabilidad (a diferencia del trabajo).

Además, lo más probable es que muchos de los que también se han apuntado a esa actividad estén ahí por el mismo motivo: se sienten solos y necesitan compartir su vida con alguien. Es una forma excelente de buscar una posible pareja en una posición de tablas.

Webs para encontrar pareja en internet, ¿merecen la pena?

Como todo, depende de la página web y de lo que desee quien la visite. Existen páginas de contactos y buscadores de pareja cuyo objetivo es, simplemente, que aquellas personas que deseen echar una cana al aire sin compromisos, puedan hacerlo, como la web AdultFriendFinder. Y existen páginas web en las que se pueden encontrar amigos, parejas… Como se decía antiguamente, “para amistad y lo que surja”.

Encontrarlas no es difícil (el mismo Facebook puede ser usado con estos fines -y de hecho, se usa- o Meetic). Hoy en día, la cantidad de hombres y mujeres adultos que viven sin pareja es tan elevado, que en los últimos años han florecido como setas, y resulta francamente complicado navegar por internet durante más de cinco minutos sin tropezar con media docena de estas “páginas web para encontrar pareja”.

Conviene, eso sí, analizarlas cuidadosamente antes de dar el paso de dar los datos personales o enviar fotografías.

Lo más importante a la hora de buscar pareja con 35 años: optimismo y confianza

En ocasiones es lo más difícil, pero mantener un espíritu optimista y de confianza es la mejor receta para encontrar pareja, ya sea en la vida real o a través de páginas web.

Y es que la timidez y la amargura son los ingredientes de la receta perfecta para mantener alejados a los demás.