La ropa y los complementos crean una actitud en la persona que los lleva. La primera cita es quizás la más importante porque es donde se evalúan todos los aspectos que se presuponían antes de conocerse. Por este motivo, la ropa que se lleve en la primera cita y posteriores será importante para hacer ver al otro lo que se pretende mostrar.

Si bien es cierto que para las primeras citas es más adecuado mostrar actitudes cercanas al otro, dependiendo de la finalidad de esta primera cita, las intenciones pueden ser distintas.

Ropa para esconderse y ropa para que te miren

Existen distintos estilos de ropa: serio, provocativo, elegante, ejecutivo, hippie, casual y demás. La mayoría de las personas se posicionan en uno u otro estilo en función del evento al que se dispongan ir. Es bastante habitual que las personas vistan diferente cuando acuden al trabajo que cuando salen con amigos.

Sea cual sea el estilo de vestir que una persona elija, puede que se vista para esconderse o que se vista para que le miren. Parece que sea algo inconsciente, pero no lo es: determinados colores o cortes de ropa invitan al otro a mirar o no.

Pantalones o faldas para triunfar

Muchas mujeres piensan que una falda o un vestido corto puede resultar más atractivo para el hombre. Es obvio que dependerá de los gustos de cada uno, pero en general es posible que los pantalones ajustados resulten más atractivos que una impresionante minifalda.

Las faldas o vestidos demasiado cortos o provocativos no resultan adecuados para las primeras citas, porque pueden dar señales de demasiada seguridad en una misma y pueden causar inaccesibilidad para el otro. Habrá hombres a los que estas mujeres les resulten “como un reto”, pero la mayoría de ellos saldrá corriendo ante tanta seguridad.

Los pantalones de corte recto o con pinzas pueden resultar demasiado serios para estas primeras citas. La mujer puede resultar conservadora, demasiado formal y aburrida.

Los pantalones vaqueros son una de las prendas de vestir que causan mayor atractivo. En primer lugar, el aspecto cotidiano del denin envía un mensaje de cercanía y accesibilidad a los demás. El color azul típico del vaquero es un color que genera emociones positivas, y es un color agradable a la vista.

Pero en realidad, el mayor atractivo de los vaqueros es la atracción de la vista hacia el trasero. Unos vaqueros ajustados resultan una prenda tremendamente atractiva para el sexo opuesto.

Parte de arriba: tipo de escote y cuellos

En general, el escote de la mujer resulta tremendamente atractivo para el hombre. Los escotes pueden ser de diversas formas. Los más atractivos son los que enseñan parte del cuerpo sin resultar demasiado directos.

Los escotes en forma de pico resultan más agresivos que los escoltes redondos. Las formas redondeadas son más femeninas que las líneas rectas.

Los escotes que dejan al descubierto uno o ambos hombros resultan muy atractivos para el hombre, ya que otorgan accesibilidad y vulnerabilidad, rasgos que indican al hombre que tiene permiso para acercarse.

Los cuellos altos pueden transmitir señales de poca accesibilidad, aunque este tipo de cuello resalta los pechos femeninos, sin mostrar parte de ellos.

Los escotes en la espalda pueden ser muy atractivos en vestidos o camisetas, sobre todo si acaban el forma de pico hacia el trasero.

En general no debe combinarse un escote muy pronunciado, con una minifalda muy corta. Al igual que con los complementos de moda, deberá elegirse qué parte del cuerpo se desea destacar: el trasero, el pecho o las piernas, pero no todas las partes a la vez.

En las sucesivas citas podrán mostrase otras partes distintas.

Colores de la ropa

Los colores neutros como el beige, el marrón o el gris no resultan atractivos para llamar la atención.

El rojo es un color explosivo y llamativo y envía señales de seguridad personal. El color rosa denota vulnerabilidad y feminidad.

Los colores verde o azul son agradables a la vista y denotan emociones positivas.

El color blanco otorga accesibilidad y apertura. Pero sin duda el color que otorga mayor misterio es el negro.

Mejor intuir que mostrar

Los tejidos de las prendas también permiten múltiples combinaciones de estilo. Las transparencias o los encajes pueden ser prendas atractivas porque dejar intuir las partes del cuerpo sin mostrarlas.

Esto resulta gran atractivo en una primera cita porque otorga misterio y ganas de seguir conociendo e ir más allá.

En general, para las primeras citas es importante mostrar aquellas partes del cuerpo más atractivas, pero sin enseñarlas explícitamente. Un vestido ajustado o pantalones pueden marcar las líneas del cuerpo sin mostrarlas.

En general, la ropa que se lleve a una primera cita debe aportar seguridad y formar parte del estilo habitual de vestir de a persona. Debe ir acorde con su personalidad o forma de ser.