Esta deliciosa sopa preparada a base de papas tiene sus orígenes en la cultura de los indígenas chibchas de la región andina (Cundinamarca y Boyacá) colombiana.

Relatan los historiadores y cronistas que estos indígenas se alimentaban de mazamorras de maíz y de papas condimentadas con ají y guasca (esta hierba es la que le da el toque de un sabor especial a esta sopa); pero fue cuando llegaron los españoles a tierras colombianas que los aborígenes le agregaron el pollo, las alcaparras y la crema, naciendo así nuestro famoso ajiaco santafereño.

El ajiaco santafereño, plato típico de Colombia

Pero, ¿por qué santafereño?, pues simplemente porque en la época de la colonia la capital colombiana llevaba el nombre de Santa Fe de Bogotá y por lo tanto el gentilicio era santafereños.

Este exquisito plato, se sirve en ocasiones muy especiales como los domingos cuando las familias se reúnen a disfrutar de un cargado almuerzo en compañía de los abuelos.

La elaboración de esta comida es muy sencilla y muy fácil. La receta se puede preparar un domingo para disfrutar la comida con la familia:

Ingredientes y preparación del ajiaco para seis personas

  • 3 libras de papa criolla amarillas y cortadas en cubos.
  • 3 libras de papa pastusa cortadas en rodajas.
  • 3 libras de papa sabanera cortada en cubos.
  • 3 mazorcas tiernas cortadas en dos.
  • 2 pechugas de pollo sin piel y con huesos.
  • 6 litros de agua.
  • 1 cubo de caldo de gallina.
  • Una ramita de cilantro.
  • Un tallo de cebolla larga.
  • 1 atado de guasca.
  • Aguacate, alcaparras, crema de leche y ají.
  • Sal al gusto.

Preparación del plato colombiano

Lave las papas y córtelas en cubos no tan pequeños. En una olla a parte coloque el agua con el cubo de caldo de gallina y agregue las pechugas cortadas por la mitad, la sal, las mazorcas, el cilantro y la cebolla, ponerlo a cocinar a fuego alto. Cuando las pechugas estén cocidas retírelas junto con la cebolla y el cilantro.

Luego incorpore las tres clases de papas y las guascas picadas y baje el fuego a medio. Tapar la olla y dejar cocinar hasta que las papas se deshagan y la sopa se ponga espesa, cabe aclarar que se debe revolver de vez en cuando con una cuchara de madera para que no se pegue y a la vez para ayudar a que la papa de desarme. Deshilachar las pechugas en trozos no muy pequeños.

La sopa se sirve en cazuelas, acompañada de arroz blanco, una tajada de aguacate, el pollo, las alcaparras, la crema de leche y por supuesto no puede faltar la arepa paisa pequeña. Para acompañar este plato se recomienda una gaseosa o una buena cerveza.

Como todos los platos colombianos van acompañados de un postre típico, en este no podía faltar el postre característico de la sabana de Bogotá, una cuajada con melao.

Ingredientes de la cuajada con melao

  • Sal al gusto.
  • 5 botellas de leche fresca.
  • Una unidad de panela raspada.
  • Medio de pastilla de cuajo.

Preparación de la comida típica de Bogotá

Se cuaja la leche y se pone a escurrir hasta que no le salga más suero.

Se deja reposar, luego se corta en rebanadas gruesas que se ponen a cocinar en agua y mucha sal por unos cinco minutos, se sacan, se escurren y se colocan en una bandeja previamente engrasada

Luego se cubre con el rapado de la panela y se llevan al horno precalentado a 300 grados por espacio de 15 minutos, el postre está listo cuando la panela este completamente derretida. Servir inmediatamente. Bueno ahora sí a disfrutar de esta comida típica de la capital colombiana.