Para reparar una cisterna en el hogar solo se necesita un destornillador y una llave ajustable además de unos conocimientos básicos de mecánica. La mayoría de los problemas que ocurren en el inodoro es debido a problemas en el mecanismo interno de la cisterna.

El inodoro y su funcionamiento

La estructura interna de un inodoro es muy simple. Cuando se acciona el mando de la cisterna comienza una reacción en cadena. El mando levanta la palanca, que a su vez tira de la cadena y levanta la válvula de paso del agua (en modelos antiguos la palanca levanta una bola). Mientras el agua corre a través de la abertura hacia la taza, el agua de reserva y los depósitos pasan a través del sifón en su camino hacia el desagüe.

La cisterna y su funcionamiento

Dentro de la cisterna, el flotador (en los sistemas viejos, la bola) desciende junto con el agua hasta que, al llegar a un determinado nivel, la palanca de cierre se junta con la llave del flotador, que es una válvula de suministro de agua. Al mismo tiempo, la válvula de paso del agua vuelve a cerrar la abertura para que ésta deje de fluir a la taza. La llave del flotador se abre para suministrar nueva agua a la cisterna a través de un tubo de rellenado, y a la taza a través del tubo rebosadero.

Cuando el flotador vuelve a su posición original, la llave del flotador corta el agua. Un anillo aislante sella la taza en su unión con el desagüe y evita que el agua salga hacia fuera. Hay también una junta específica que sella la unión entre cisterna y taza.

Goteo de la cisterna

Cuando el agua gotea continuamente o fluye a la cisterna y/o la taza suele ser debido a que: el nivel del agua está demasiado alto, la válvula o la bola no encajan bien o la llave del flotador está estropeada.

En estos casos hay que: ajustar la cadena de la palanca, ajustar el nivel de agua en la cisterna o reemplazar el flotador que gotea. También puede ser efectivo limpiar la válvula de acceso al inodoro o cambiarla si está gastada además de reparar o reemplazar la llave del flotador.

Ajustar la bola de la cisterna

Retirar la tapa de la cisterna y mira a ver si el nivel del agua está demasiado alto; recordar que no debe sobrepasar el rebosadero. Doblar la varilla ligeramente hacia abajo para que la bola quede un poco más baja. Con un flotador sencillo también hay que ajustar el enganche.

Comprobar que el flotador no esté dañado

Un flotador agrietado absorbe agua, y la bola no subirá lo suficiente como para alcanzar la llave del flotador. Agitar la bola; si está deteriorada, se oirá el agua en el interior. Desenroscar la bola defectuosa y cambiarla por una nueva.

Problemas en la taza del WC

  • La taza del WC se desborda al accionar la cisterna. En estos casos suele suceder que el inodoro no se vacía del todo causado por atascamiento parcial del sifón, el desagüe o la taza. Es conveniente introducir un desatascador de inodoros en la taza o limpiar el desagüe.
  • La taza pierde agua. El síntoma más claro de ello es que aparece un charco en el suelo junto a la base del WC. Las posibles causas pueden ser: el anillo aislante no sella bien o que la taza esté agrietada. Es necesario quitar el inodoro y sustituir el anillo. E aconseja además cambiar la cisterna

La cisterna pierde agua.

Suele ocurrir porque el agua se escapa por la tapa o porque la junta entre la cisterna y la taza está deteriorada. También puede darse el caso de que la cisterna esté agrietada.

Hay que enganchar el tubo de rellenado para que acceda al rebosadero o como último remedio cambiar la junta o la cisterna.

Si el agua fluye constantemente a la cisterna y/o a la taza, puede que el flotador deje que el agua pase al rebosadero. Mirar si la cadena está enganchada o se ha caído, comprobar la válvula y la nave del flotador.

La cisterna "llora"

Es como si apareciesen gotas de agua en la parte exterior de la cisterna. Cuando esto ocurre es por la condensación que se produce como consecuencia de la diferencia de temperatura entre el exterior y el interior de la cisterna.

En estos casos lo mejor es aislar el interior de la cisterna con materiales específicos.

Aunque a muchas personas realizar arreglos en el sanitario les puede resultar desagradable, pensar siempre que accionando la cisterna una o dos veces, el agua estará limpia.