La realización de títeres y marionetas con materiales de desecho es una actividad ideal para realizar con niños. Esta manualidad, además de un claro fin lúdico, tiene un importante guiño al consumo responsable, al reciclaje y a la creatividad.

Marionetas y títeres: manualidades fáciles, baratas y vistosas.

Se pueden fabricar, títeres de todo tipo con botes, cartones, periódicos viejos... es decir, con elementos reutilizables presentes en el entorno habitual de los niños, utilizando técnicas plásticas muy simples pero vistosas. De esta forma, conseguimos utilizar el tiempo de ocio para desarrollar actividades que, además de divertidas, son originales y creativas.

Reciclar objetos viejos y convertirlos en juguetes

Para la realización de casi todos los muñecos pueden utilizarse materiales que ya no sirven para sus fines primeros. Desde el periódico, que se usa para construir la cara y cuerpo, pasando por telas, calzado, cajas de cartón, rollos de papel higiénico o de cocina, botellas, palos de escoba, alambre, pelotas, restos de lana, envases de plástico, de cartón, y así infinidad de elementos que ya no pueden cumplir su función.

Técnicas y trucos para realizar títeres reciclados

  • Marionetas con unas zapatillas en desuso: unas zapatillas viejas que se han quedado pequeñas fácilmente se pueden convertir en dos animales que interpretan una escena, o protagonizan una obra. Se abre una boca, se rellenan con espuma o algodón a modo de cabeza, se colocan los ojos, algunos detalles que sirvan para reproducir los efectos imaginados. Por la suela se abren sendos orificios para colocar los palos que van a moverlas.
  • Marionetas con un vaso de yogur: una posibilidad muy sencilla para los más pequeños consiste en poner el vaso de yogurt boca abajo, pintar o pegar ojos, boca y pelo y en el centro de la cara hacer un orificio por donde salga el dedo, como si fuera la nariz. También se le puede añadir un vestido.
  • Marionetas con una media o calcetín de lana: se recorta en cartón fino o cartulina dos plantillas para la boca unidas con celo a modo de bisagra, se introducen en el pie del calcetín para formar la boca, la cual estará dotada de movimiento producido por la mano. Se colocan los ojos o botones.
  • Marionetas con una cuchara: se coge una cuchara de madera; se le pinta la cara (incluso se le puede pintar las dos caras), se pega algodón o lana simulando pelo incluso se le puede colocar un pañuelo o trozo de tela, que haga de vestido o capa.
  • Marionetas con un palo: se recortan en cartón o cartulina animales, objetos, soles, muñecos, etc. Se colorean y se pegan a un palo plano, como los de los helados. También se puede pegar platillos de cartón, a los que se han pintado caras.
  • Marionetas con bolas: se forman bolas de algodón alrededor de un palo o lapicero, se recubren con una tela, de tal forma que en la parte central quede la cabeza atada por un hilo y el resto sea el cuerpo. Se dibujan, cosen o pegan los diversos elementos que van a componer la cara y complementar las características de los personajes.
  • Marionetas con cajas o envases brick individuales: se recortan tres de los lados por la mitad, dejando el otro para hacer de bisagra que abra o cierre la boca. El dedo pulgar se colocará en la parte inferior y el resto de dedos en la superior. Se recubre la caja con cartulina y se pinta; también admite que se le peguen otros añadidos, como orejas, flequillo, etc.
  • Marionetas con bolsas de papel: la parte superior de la cara será el fondo de la bolsa, a la que se pintará o pegarán las facciones (cejas, ojos, nariz), pelo y otros complementos, incluso se puede abrir una boca un poco más abajo.

Construir marionetas solo con la imaginación

A veces se tienen a mano objetos de lo más cotidiano, como una sartén, un colador o una raqueta, que pueden transfirmarse temporalmente en una serie de personajes curioso. Un interesante ejercicio de imaginación y creatividad es entregarle a los niños uno de esos objetos-base, y cinta adhesiva, papeles, lanas y recortes de tela de colores y retarles a conseguir un personaje ideado por ellos.