Para lo que interesa en esta ocasión, suero es una mezcla o solución de agua y sales que se suministra al organismo con el fin de evitar su deshidratación, por razones médicas y hasta como alimento. De ahí, precisamente, lo importante de su existencia en cualquier botiquín casero de primeros auxilios.

Como hidratante se recomienda su ingesta en temperaturas extremas, especialmente en niños, personas mayores y en todo aquel que pasa parte importante del día a la luz del sol; así evitarse sequedad en las mucosas a causa de la sed, náuseas y mareos, dolor de cabeza, fatiga física y mental, llanto insistente en bebés, etc.

Como tratamiento médico resulta efectivo para, por ejemplo, trastornos digestivos como vómitos y diarrea causados por comilonas, exceso de alcohol, o falta de sueño que provocan en el organismo pérdida de sales minerales. En este artículo se presenta la forma de elaborar uno casero, una receta de medicina natural que combina tres ingredientes, de los que generalmente es fácil de disponer: arroz, zanahorias y agua.

El arroz como receta casera de medicina natural

El arroz u Oryza sativa es un grano, gramínea o cereal, que presenta el segundo nivel de producción en todo el mundo, sólo superado por el maíz. Lo que explica que sea una fuente importante de alimentos en diversas regiones como la asiática de donde además proviene, y en varios países de Latinoamérica; al tiempo que usado como medicina natural.

En efecto, ya que además de quitar la sed e hidratar el organismo en días de mucho calor, actúa como antidiarreico y en el tratamiento de la gastritis y el dolor de estómago por su alto contenido de almidón que, mezclado con agua, adquiere propiedades demulcentes; y presenta además usos dietéticos, trata ciertos trastornos de la piel y actúa contra la hipertensión, la diabetes, el colesterol o algunos problemas de los riñones.

La zanahoria o carlota como receta casera de medicina natural

La zanahoria, también conocida como carlota, (pastanaga en catalán o valenciano, azanarica en euskera y cenoura en portugués), pertenece a la familia de las Umbelíferas. Crudas o cocidas constituyen un gran alimento, aunque algunos de sus componentes son más digeribles cocidos que crudos. Son ideales para ensaladas en estado crudo o cocido, y para guisos, asados, sopas o purés. Las referencias de su cultivo en Oriente datan de más de tres mil años.

Al ser rica en caroteno, resulta un eficaz antioxidante que, además de evitar o retrasar el envejecimiento, presenta propiedades anticancerígenas; ayuda también a mantener la salud intestinal, a disminuir el colesterol, prevenir la arterioesclerosis o mantener la salud de la piel. Y, según la sabiduría popular, es buena además para la vista, diurética, astringente y cura la afonía hervida, exprimida y mezclada con agua y miel.

Cómo hacer un litro de suero casero con agua, arroz y zanahorias

  • Poner una sartén a calentar, cuando desprenda algo de humo, soltar un puñado de arroz y mantenerlo ahí hasta que se tueste o adquiera un color marrón claro.
  • En una olla o cazuela, colocar 1 ½ litro de agua. Al entrar en estado de ebullición o hervor, soltar el arroz previamente tostado y mantenerlo durante cinco minutos. Depositar dos zanahorias medianas cortadas en trozos pequeños y dejar hervir a fuego medio durante veinte minutos.
  • Cuando el preparado se haya enfriado, colarlo. El líquido que resulte será el suero casero, que podrá también ser tomado como agua de tiempo.