Ya sea para una cena elegante, una reunión entre amigos o una cita con tu pareja, el martini siempre será una excelente opción para comenzar una velada; a través de los años, la elegancia de este cóctel lo ha convertido en una de las bebidas alcohólicas preparadas mas populares y reconocidas alrededor del mundo.

¿Qué es un Martini?

El martini es un cóctel hecho a base de Ginebra y Vermouth o Vermut el cual es comúnmente decorado con una aceituna en su forma clásica, y a reserva del gusto de cada persona se puede sustituir la Ginebra por el Vodka.

Existe una gran variedad de martinis saborizados para todos los gustos que incluyen diversos licores y su elaboración es bastante simple, sólo difiere en la forma de ser mezclados, pues algunos se agitan fuertemente en un vaso mezclador y otros simplemente se revuelven e incorporan lentamente, aquí se muestran algunos tipos y la forma de prepararlos.

Martini Clásico

Ingredientes:

  • 60 ml. de Ginebra
  • 15 ml. de Vermut o Vermouth
  • 2 aceitunas u olivas
  • Hielo
  • Palillo de dientes
Preparación:

Se llena de hielo la mezcladora o coctelera y se vierten los licores, se agita fuertemente de 3 a 4 veces y se sirve en una copa de cóctel sin dejar que el hielo caiga en la copa, como toque final se agregan dos aceitunas unidas por el palillo de dientes y se dejan reposar en el fondo de la copa.

Dry Martini o Martini Seco

Ingredientes:

  • 60 ml de Ginebra
  • 7 ml. de Vermut o Vermouth
  • 2 aceitunas u olivas
  • Hielo
  • Palillo de dientes
Preparación:

Este martini es prácticamente igual que el Clásico, su única diferencia es la cantidad de Vermút que se utiliza, su elaboración y decoración permanecen igual.

Dirty Martini o Martini Sucio

Ingredientes:

  • 60 ml. de Ginebra
  • 15 ml. de Vermut o Vermouth
  • 2 cucharadas de jugo de aceituna u oliva
  • Hielo
  • 2 aceitunas
  • Palillo de dientes
Preparación:

Al igual que el Clásico, se mezclan los licores en una coctelera, se agitan fuertemente y se sirve en la copa, luego para dar el toque "sucio" se vierte el jugo de aceituna y se decora dejando caer las dos aceitunas previamente unidas por el palillo de dientes.

Apple Martini (Appletini) o Martini de Manzana

Ingredientes básicos:

  • 60 ml. de Vodka
  • 30 ml. de licor de manzana o apple schnapps
  • Hielo
  • Cereza
Ingredientes opcionales:

  • 15 ml. de jugo de manzana
  • 15 ml. de licor de melón
Preparación:

Se mezclan todos los licores en una coctelera con hielo y se agitan fuertemente; si se desea un sabor más concentrado a manzana se sugiere agregar el jugo de manzana, si se prefiere un sabor más dulce, se aconseja añadir el licor de melón. Se sirve la mezcla en la copa de martini y se decora con una cereza.

Martini de Chocolate

Ingredientes:

  • 60 ml. de Vodka
  • 30 ml. de licor de cacao (de preferencia blanco) o crème de cacao
  • 7 ml. de chocolate líquido
  • Hielo
  • 15 ml. licor de café (opcional)
Preparación:

Se agitan todo los licores en una mezcladora con hielo, si se desea un sabor más fuerte se agrega el licor de café, cuando esté bien incorporado se sirve en la copa. Si se desea obtener un sabor más dulce se incluye el chocolate líquido en la mezcla del cóctel y la copa no lleva ninguna guarnición; no obstante, si se prefiere una copa más original y llamativa se puede utilizar el chocolate líquido como decoración en el fondo de la copa trazando líneas en zig zag. La cantidad de chocolate puede variar dependiendo de la dulzura que se desee.

Martini de Limón

Ingredientes:

  • 45 ml. de Vodka
  • 30 ml. de licor de naranja
  • 20 ml. de jugo de limón
  • Hielo
Preparación:

Se agitan fuertemente todos los ingredientes en la coctelera con hielo y se sirve en la copa de martini. Para decorar se escarcha el borde de la copa con azúcar y se le coloca una rodaja de limón.

Consejos para la preparación de Martinis

  • Antes de preparar los martinis es necesario poner las copas de cóctel a enfriar para poder disfrutar la bebida a la temperatura correcta, para obtenerla se llenan las copas con agua y hielo y se desalojan cuando ya se vaya a servir la mezcla. Es fundamental que se sirvan los cócteles justo cuando ya se van a consumir.
  • Existen dos formas de mezclar el cóctel, puede ser agitada o sólo revuelta, en ambos casos es necesario contar con un vaso mezclador o coctelera. Para agitarlo se llena de hielo la coctelera, se vierten los ingredientes, se tapa perfectamente y se agita fuerte entre 3 y 4 veces para después servir, mientras que cuando se revuelven sólo se mezclan los ingredientes en la coctelera con hielo y se incorporan lentamente con un agitador o cucharín, y sin dejar pasar el hielo, se sirve posteriormente. En la actualidad no hay una regla específica de cuáles martinis se deben agitar o revolver, eso quedará a preferencia del consumidor, aunque generalmente se acostumbra agitarse.
  • La cantidad de los ingredientes dependerá del gusto de cada persona, sin embargo, cuando se prepara un Martini Clásico se recomienda usar siempre más cantidad de Ginebra que Vermut, de preferencia 4 veces más.
  • El Martini Clásico puede convertirse fácilmente en Vodka Martini sustituyendo la Ginebra por el Vodka, este licor es el sugerido cuando se realiza cualquier martini de sabor pues es menos fuerte que la Ginebra y enfatiza los sabores de la mezcla.
  • En la decoración, se pueden sustituir las aceitunas por cáscara de limón, si se utiliza ésta última se le agrega unas gotas del aceite de la cáscara ya cuando la mezcla haya sido servida.
Éstos son sólo algunos tipos de martinis que se pueden preparar y disfrutar cómodamente sin salir de casa, incluso se pueden utilizar como base para la creación de nuevas bebidas, y mejor aún, es una excusa perfecta para probar todas estas recetas y pasar un buen rato.