Una salsa argentina con tantas variantes y secretos como familias que la preparan. Un adobo que fue evolucionando con el tiempo y con la introducción de sabores y aromas de Europa en las costumbres de campo argentinas.

Cómo se realiza un adobo

Es un preparado en donde se mezclan diversos ingredientes sólidos y líquidos. Algunos adobos tienen consistencia de caldo y otros son más espesos. Se puede usar rociando carnes crudas, dejándolos actuar por lo menos un día y recién luego se cocina la carne. Los más comunes están hechos a base de sal, pimienta, hierbas aromáticas y como ingrediente líquido puede elegirse el jugo de limón, el aceite de oliva, diversos vinagres o vinos. En el caso del chimichurri, éste se utiliza sobre la carne o los embutidos ya asados.

Los orígenes de la palabra chimichurri

No hay coincidencia entre los distintos autores gastronómicos de cómo se origina, o de dónde proviene etimológicamente la palabra. La mayoría de los autores coinciden en que no es de origen nativo argentino sino que hay un proceso de castellanización de un nombre o de una frase en inglés. Según el chef Luis Alberto Palópoli, la palabra es una deformación de "Jimmy give me the curry” o de “Jimmy Curry”. Lo que se sabe es que en el siglo XIX muchos ingleses recorrían la Argentina ya sea para hacer negocios o estudios científicos. Entre ellos hablaban en inglés y el gaucho hacía lo que podía para comprenderlos.

Otra versión sería una derivación de “che mi curry”, por la forma en que los argentinos pedirían la salsa inglesa.

La costumbre de comer asado

Desde el siglo XVIII en la Argentina había abundancia de ganado cimarrón, vacas salvajes que se cazaban en las llamadas “vaquerías”. Lo que se buscaba era el cuero, que fue la primera industria nacional. De las vacas sólo se consumía la lengua y los caracúes, que eran asados a las brasas. El resto quedaba tirado en el campo. Luego fue aprovechándose más la carne del animal, la cual era consumida en el lugar de la cacería, prácticamente quemada por fuera y quedaba cruda, sangrante por dentro. Se descuartizaba al animal y se enviaban los cortes de carne a los saladeros, que fue la segunda industria nacional.

Muchos ingleses fueron adquiriendo tierras y radicándose momentáneamente en la Argentina y en sus estancias se acostumbraba a rociar las carnes asadas con salsa Worcestershire o con el curry, que eran muy difundidos en Europa.

Ingredientes usados en la actualidad

Sólidos:

  • 1pimiento morrón picado fino
  • 2 dientes de ajo medianos picados bien fino
  • 1 taza de perejil fresco picado
  • 2 cucharadas de albahaca fresca picada
  • ½ taza de cebolla de verdeo picada bien fina (la parte verde)
  • 1 tomate perita picado en cubitos pequeños.
Líquidos:

  • 1 taza de vinagre
  • 1cucharada de sal
  • 1 taza de aceite de maíz
  • ½ taza de vino o de limón
  • 1 vaso de agua tibia
Especias:

  • 1 cucharada de orégano seco
  • 1 cucharadita de pimentón
  • 1 cucharadita de ají molido
  • 2 hojas de laurel

Preparación casera del chimichurri

En una botella se van introduciendo los ingredientes picados, luego los líquidos y las especias. Se deja macerar por lo menos ½ día, mezclar los ingredientes de vez en tanto. La botella se tapa con un corcho y se guarda en heladera. De esta forma se acentúan los sabores. Se sirve junto al asado para adobarlo después de cocida la carne. Agitar antes de usar. Servir en un recipiente separado para que cada invitado decida si lo va a utilizar o no.

El chimichurri es un adobo hecho con ingredientes naturales, sin conservantes, por lo que no es recomendable guardarlo mucho tiempo. Algunos sabores se hacen muy fuertes y tapan a otros, volviéndose desagradable. Por eso no preparar mucha cantidad sino lo que se va a usar en aproximadamente una semana o diez días. Así se disfrutará de los sabores frescos y del aroma particular.