Hoy en día es común ver a los menores de edad navegando por Internet, que tengan una cuenta de correo electrónico o pertenecer a una red social sin saber realmente si están expuestos a un gran problema que puede ir desde el apoyo a la violencia, al consumo de drogas y alcohol, fomentar trastornos alimenticios o ser el punto de mira de alguna red pederasta.

Es responsabilidad de los padres o tutores verificar el uso responsable del ordenador por parte de los menores de edad, se debe tomar en cuenta que Internet no está destinado únicamente a los niños, sino a cualquier persona sin importar creencias religiosas, costumbres culturales, preferencias sexuales o formación académica.

Una buena comunicación

Debe existir un ámbito de confianza y comunicación entre los mayores y los menores, es decir entre padres e hijos, hermanos, tíos, sobrinos, parientes o amigos, la necesidad de que exista un diálogo responsable es la mejor opción para evitar que los niños o chicos estén expuestos a riesgos que les pueden perjudicar en su salud física y mental.

En Internet se puede encontrar información interesante e importante, juegos, distracciones, recetas de cocina o remedios para una enfermedad, sin embargo no todo es bueno, los adolescentes pertenecen a una red social, escriben o leen blogs que difunden información para fomentar la anorexia, la bulimia, el racismo, la violencia y el consumo de drogas y alcohol, por lo que es recomendable que los padres o tutores se familiaricen con el mundo cibernético y generen un clima de confianza para evitar que se den datos falsos sobre la edad de los menores o puedan acceder a contenidos no aptos.

Filtro de navegación

Desde que se contratan los servicios de Internet se puede configurar un filtro de navegación en el ordenador, ya sea comunicándose con el servicio de atención al cliente para cualquier ayuda o si se tienen conocimientos de informática hacerlo en los parámetros propios del navegador.

Se recomienda usar el navegador más común, Internet Explorer, ya que propone una serie de herramientas vinculadas a Windows y a Macintosh; con una contraseña la cual no debe olvidarse ni tener a la vista para evitar que los menores puedan usar Internet sin ninguna protección.

Dentro de las opciones de instalación del filtro se puede hacer una lista de palabras claves que eviten la conexión a páginas dirigidas a mayores de edad, así como la desactivación de la opción “los usuarios pueden ver sitios sin clasificación”. Al mismo tiempo se tiene la opción de crear una contraseña para poder entrar a sitios restringidos que no son aptos para menores de edad, por lo que se debe seguir observando que los niños o adolescentes no puedan ver contenidos que no son adecuados para su edad.

Sugerir páginas de entretenimiento o educativas

A los niños pequeños es más sencillo entretenerlos con páginas de juegos o de contenidos educativos, así como programarles un horario de navegación para que resulte útil y aprovechable su visita por Internet.

Cuando son mayores de 10 años es recomendable decirles que existen páginas que no son recomendables para su edad y que tienen una gran variedad contenidos pertinentes en los que pueden hacer un buen uso al navegar por Internet, además de tener un filtro o las herramientas para saber los sitios que han consultado.

Además es aconsejable ubicar los ordenadores en espacios abiertos y fijar horarios para navegar, en el caso de los adolescentes que tienen el equipo en su cuarto, evitar que se encierren y que pasen mucho tiempo frente al monitor para que no se vuelvan vulnerables ante cualquier situación de red de pornografía infantil, de blanco de violencia o chantaje o no dejar que sea su única manera de estar comunicado con la gente.

Perfiles pederastas

Los temas para proteger a los menores van desde los trastornos alimenticios al ver comportamientos extraños en la comida u observar una personalidad introvertida o exacerbada en los jóvenes, por lo que se debe tener precaución en el uso de las nuevas tecnologías como el móvil o Internet y evitar daños en su salud; sin embargo, muchas veces la pornografía infantil es un problema silencioso que avanza cada vez más en la sociedad.

Se deben tener en cuenta que existen dos perfiles de pederastas que arrasan en la red; los que engañan a los menores con imágenes propias de un menor para contactar con ellos y después extorsionarlos, o también el que se pone nombres explícitos como boy14, soldier, luckygirl y que regularmente pertenecen a una red de pederastas.

Es muy importante saber que, cuando se detectan estas situaciones, lo primero que se debe hacer es denunciar. En España se puede hacer a Brigada Investigación Tecnológica: Unidad de Investigación de la Delincuencia en Tecnologías de Información; delitos.tecnologicos@policia.es, 915 822 75 o la Unidad Central Operativa: Grupo de Delitos tecnológicos de la Guardia Civil; uco@gcivil.mir.es, 915 146 400.