Hoy en día, la mayoría de los usuarios de la red poseen un su hogar señal inalámbrica de Internet, o Wi-Fi, con el fin de poder conectar a la red varios equipos sin tener la necesidad de realizar una instalación por cable y con la comodidad extra de poder desplazar el ordenador por los distintos espacios de la casa sin problemas.

Sin embargo, muchos usuarios se encuentran ante el problema de que su Internet funciona con lentitud o que las descargas demoran demasiado tiempo. Seguramente, el usuario está “compartiendo” su señal Wi-Fi con algún vecino que ha sabido aprovecharse de las circunstancias. Ante esto, la solución reside en colocarle clave a la señal Wi-Fi, de forma tal que para conectar cualquier ordenador a la red deba ingresarse un código, pero ¿cómo ponerle contraseña a la señal inalámbrica?

Colocarle clave a la señal Wi-Fi: consultar el manual del router

Para poder colocar contraseña a la señal Wi-Fi, se debe consultar el manual del equipo router con el que se cuenta en el domicilio, ya que cada marca o empresa diseña su propio software de acceso para acceder a las opciones de configuración del equipo.

Este software, adopta por lo general la forma de una página web sencilla en la que se pueden establecer las opciones de configuración del equipo, entre ellas la posibilidad de colocar una contraseña a la señal inalámbrica o Wi-Fi. Más allá de las diferencias entre marcas o modelos, el software de estos equipos comparte características similares, por lo cual, se pueden establecer algunos pasos generales para poner clave a la señal Wi-Fi.

Antes de empezar, se debe tener en cuenta que es recomendable realizar este proceso en un ordenador que se halle conectado por cable, y no a través de la red inalámbrica, a Internet, puesto que sí se realiza desde un ordenador conectado por Wi-Fi, a cada nueva modificación el equipo desconectará al ordenador, por lo que habrá que reconectar a cada paso. Esto no sólo es una molestia innecesaria para el usuario, sino que, además, se corre el riesgo de que la configuración no quede correctamente establecida.

Conocer la dirección IP de la puerta de enlace para ponerle contraseña a la señal Wi-FI

La dirección IP de la puerta de enlace, puede aparecer en el manual del equipo router o bien se puede conocer a través del ordenador. Para obtener este número desde el ordenador, se debe acceder al comando “Ejecutar” a través del botón de inicio de Windows. Una vez se ha abierto la ventana de “Ejecutar”, se debe escribir “CMD” y hacer click en “Aceptar”. Se abrirá una ventana de color negro, símbolo de MS-DOS, en la que se debe escribir “ipconfig” (sin las comillas).

Se desplegarán una serie de datos, entre los que se debe identificar el que señala “Puerta de Enlace Predeterminada”; a continuación, aparece el número IP. Para la mayoría de los equipos este número adopta la forma 192.168.1.1 o 192.168.0.1.

Ingresar al menú de configuración del router para definir la clave del Wi-Fi

A continuación, se debe escribir ese número IP en la barra de dirección del explorador de Internet (Google Chrome, Internet Explorer, Mozilla Firefox, Safari u Ópera). Al insertar la IP en la barra de dirección se abrirá la página de configuración del equipo router, que pedirá un nombre de usuario y una contraseña. Ni el nombre de usuario, ni la contraseña, son los de la señal Wi-Fi, sino, simplemente, los que otorgan acceso al usuario al menú de configuración de la misma.

El nombre de usuario y la contraseña para ingresar al menú vienen detallados en el manual del equipo router, al que hay que dirigirse para poder ingresar al menú de configuración.

Determinar un nombre para la señal inalámbrica

Una vez que se ha ingresado al menú de configuración, hay que dirigirse a la sección “Wireless”. En esta sección existen dos datos de interés. El primero aparece como “SSID” o “Network Name Identify” y es el nombre de la red, o sea, el nombre de la señal Wi-Fi. Se puede optar por el nombre que sea de más agrado del usuario y luego aplicar o guardar los cambios.

Configurar la contraseña de la señal Wi-Fi

Por último, dentro de la sección “Wireless” del menú de configuración se debe buscar el área de seguridad, que por lo general aparece bajo la etiqueta de “Security”. Una vez allí se puede optar por dos tipos de contraseña, o encriptación, para la señal inalámbrica, a saber:

  • WEP: se debe optar entre una encriptación de 64 bit o 128 bit. Para la primera, se debe elegir una contraseña de 10 caracteres entre los números del 0 al 9 y las letras de la “a” a la “f”. Para la de 128 bit se deberá elegir 26 caracteres en total.
  • WPA: se puede elegir una contraseña entre un mínimo de 8 caracteres y un máximo de 64 entre todos los números y todas las letras del abecedario, excepto la “ñ”.
Entre ambos tipos de contraseña, no existen grandes diferencias, aunque se suele afirmar que la WPA es más segura. No obstante, los ordenadores antiguos funcionan sólo con el tipo WEP.

Después de elegir la contraseña de preferencia, es imprescindible guardar los cambios. Una vez guardados, el proceso ha terminado: la señal inalámbrica o Wi-Fi ya posee una contraseña de acceso y el vecino aprovechador ya no podrá acceder y utilizarla.