Si estás organizando tu boda y ya tienes listo el banquete, la lista de invitados, la música para ese día especial, la ceremonia por el civil, tu vestido y hasta la luna de miel planeada, espera un momento, porque aún quedan algunos detalles para que tu boda sea perfecta.

Spa para novias

Porque te lo mereces después de meses de planificación, gastos, tensiones laborales y (quizá) algunas peleas con tu prometido, agenda una cita en un spa relajante. Hay lugares donde ofrecen temazcal, lodo exfoliante (tu piel quedará tersa y divina), reflexología e incluso, una deliciosa chocoterapia.

Si tu boda va a ser en un hotel, muchas veces ahí cuentan con este tipo de servicios, incluso con paquetes y tratamientos especiales para novias y hasta pueden ofrecerte un descuento.

Ideas para la despedida de soltera

Suele organizarla una hermana tuya o tu amiga más cercana, pero debes indicarle qué tipo de cosas te gustan y cuáles no. Quien se encargue hará una lista de las personas más allegadas que asistirán y dónde se realizará, que puede ser desde la casa de alguna de ellas, un restaurante o incluso, un antro (discoteca). Si tú vas a organizarla, aquí te van algunas ideas para hacerla:

  • Para que no te tardes haciendo las invitaciones, en tiendas especializadas (desde grandes papelerías hasta sex shops) venden tarjetas especiales y simpáticas para las invitadas.
  • En las sex shops venden sets con divertidos juegos para divertirse en la reunión, así como souvenirs varios (golosinas, tarjetitas o bromas).
  • Pregúntate, ¿va a ser solo una reunión de amigas donde conversarán o prefieren divertirse y bailar? De esto dependerá dónde se realizará.
  • Si solo es para platicar y bromear, conviene más un restaurante o salón de fiestas donde ofrezcan un paquete con buffet para las invitadas. Puede ser un desayuno o comida.
  • Pregunta también en el lugar donde será la recepción de la boda si organizan despedidas de soltera para que ellos se encarguen de la organización.
  • Si es para bailar, pueden irse de fiesta a un antro e incluso (para las más audaces), contratar a strippers para la ocasión.
  • Si decides hacerlo en casa, prepara bocadillos sencillos como botanas y frituras comerciales, galletas untadas con queso crema o ensalada de atún, y si es época de calor, opta por tentempiés saludables como fruta fresca picada y agua de frutas.
  • Un día antes, no olvides mandar mensajes por redes sociales y confirmar por teléfono la asistencia de las invitadas.

Maquillaje y peinados para novias

Un par de semanas antes de la boda, ve con tu estilista favorito para que te haga la famosa prueba de maquillaje y peinado. Si tienes ya una idea, es preferible que lleves una foto o revista del maquillaje o peinado que te gustó, pero no te cierres a posibilidades: quizá te entusiasme mucho el peinado que usó Jennifer López en su boda, pero que a ti tal vez no se vea bien.

Recuerda: menos es más, así que muchas veces se ve más lindo el pelo suelto o con un peinado sencillo, que uno demasiado elaborado que quizá te haga doler la cabeza. Lo mismo aplica al maquillaje: es importante que uses una base muy ligera y adecuada a tu tipo de piel y no te olvides de llevar una polvera para retocarte durante la fiesta.

Si aún no tienes un estilista, pregunta a tus amigas por diferentes opciones. Lleva tus manos lindas e hidratadas para ese día: ¡no las maltrates los últimos días! Y si te van a hacer pedicura, lleva sandalias.

Otros consejos para una boda inolvidable

  • No hagas tu despedida de soltera la noche anterior ni tampoco abuses del alcohol y tabaco: aparte de sentirte fatal, no lucirás fresca y radiante.
  • La noche anterior, anota los pequeños pendientes que queden, como portar esa joya especial de tu mamá, llevar una prenda azul y algo usado. Y si estás tomando medicamentos, no olvides llevarlos contigo.
  • Si vas a peinarte y maquillarte en un salón de belleza, viste ropa que sea fácil de quitar (una blusa con botones al frente, por ejemplo): ¡no arruines tu peinado o pestañas postizas tratando de sacarte una camiseta por la cabeza!
  • Acuéstate temprano la noche anterior y bebe una taza de té relajante (azahar, por ejemplo). Pon tu mente en blanco y ya no pienses más en si todo saldrá bien.
  • Toma cena ligera y al día siguiente, un desayuno nutritivo; evita comidas condimentadas o alimentos nuevos para evitar malestares estomacales o alergias inoportunas y peligrosas.
  • Lleva tu celular y úsalo con moderación: una cosa es que te llamen para felicitarte y otra de mal gusto que no pares de hablar o de enviar mensajes de texto durante la ceremonia. Tampoco lo utilices para verificar continuamente qué hace tu prometido o para hostigar al personal encargado de tu boda.
  • Si surgen inconvenientes y tú y tu pareja pueden resolverlos fácilmente, háganlo. Si no, pidan ayuda y deleguen o déjenlos de lado: ¡es el día de su boda! No seas una novia neurótica: aunque engorrosos, los problemillas después se convierten en una anécdota divertida, pero todo depende de cómo los tomes.
Finalmente, ¡disfrútalo! Es uno de los días más importantes de tu vida y para que sea muy especial, tienes que vivirlo intensamente.