La rutina en el sexo puede ser el peor enemigo de cualquier relación sentimental. Lo que en un principio se reduce al aburrimiento en la cama, poco a poco va minando otros aspectos de la pareja hasta que la sensación de frustración e incomprensión abarca toda la relación.

La vida sexual en pareja, al igual que nuestras relaciones sociales, nuestro trabajo y nuestras aficiones, necesita tiempo y dedicación. Usar la imaginación, el diálogo sincero y el conocimiento mutuo son los ingredientes infalibles para acabar con la rutina y, además, conseguir una vida sexual plena y satisfactoria.

Habla con tu pareja

Es fundamental que ambas partes de la pareja se involucren en mejorar tanto su placer sexual individual como el de la pareja. Para ello es necesario establecer un diálogo basado en el respeto y la confianza, donde no haya recriminaciones sino, una colaboración mutua para mejorar como seres sexuales y como pareja. Poder exponer sin miedo gustos y preferencias, conocer las necesidades del otro y averiguar juntos como complacerse mutuamente, no solo nos asegura una mejora en nuestra vida sexual sino que crea un vínculo muy fuerte de confianza en la pareja que se extrapola al resto de la vida en pareja.

Elige el momento adecuado para el diálogo

Para conseguir una comunicación sincera y constructiva, el momento y el lugar juegan un papel muy importante. Debido a la complejidad del tema, es necesario buscar un momento relajado, en el que otros problemas personales o de pareja no interfieran en la conversación.

Puesto que el objetivo es mejorar la vida sexual en pareja, un entorno íntimo, que pueda dar lugar a la complicidad y a la pasión, será un escenario perfecto para la conversación y dejará patente la predisposición, fomentando una conversación constructiva. Y es que no es lo mismo abordar el tema en la cocina después de un día de trabajo que en una mesa bien puesta, con un buen vino a la luz de las velas.

Usa la imaginación

El conocimiento mutuo nos da pistas sobre cómo salir de la rutina y soprender a la pareja y a uno mismo. El mercado ofrece una gran variedad de opciones que pueden responder a estas pistas y hacer de la vida sexual, algo excitante y divertido.

Una escapada pasional

Cada vez son más los hoteles que ofrecen propuestas dirigidas a este tipo de demanda. Decorados y amueblados intencionadamente para disfrutar de la pasión con camas de agua, espejos en el techo, jaccuzi y con paquetes especiales que incluyen cenas afrodisíacas, kits con juguetes y masajes, entre otros.

Actividades excitantes para parejas en tu ciudad

También son cada vez más los locales destinados a parejas que buscan nuevas experiencias en su vida sexual. La mala fama hace pensar que estos sitios sólo se dedican a intercambios de pareja y prácticas sexuales más extremas pero no necesariamente es así en todos los locales. En ellos se proponen distintos ambientes y actividades que pueden responder a una amplia variedad de preferencias sexuales, desde lugares donde aprender sobre el sexo tántrico a locales de copas donde experimentar prácticas en nuevos escenarios.

Ten a mano juguetes sexuales

Mejorar la vida sexual no es algo que se consiga en un fin de semana, necesita un cambio de actitud en la pareja, quien debe hacer de la actividad sexual algo excitante y satisfactorio.

Las tiendas eróticas, cada vez más en boga, ofrecen una gran variedad de productos con los que enriquecer las relaciones sexuales. Los juegos sexuales proporcionan nuevas experiencias. Con ellos se pueden recrear fantasías y permiten descubrir sensaciones y complementar la estimulación de zonas erógenas consiguiendo mayor excitación.

Las relaciones sexuales excitantes y satisfactorias consiguen vincular de manera sólida a la pareja, quien se siente unida por un nexo especial y este nexo no deja de ser el resultado de la confianza, la complicidad el respeto mutuo basado en una buena comunicación que busca crecer como pareja.