Los labios sufren desgaste muy frecuentemente por el sol, el viento y la sequedad, sobre todo durante la época del verano. Esta parte tan delicada del rostro se deshidrata con facilidad, ya que es muy vulnerable a cualquier cambio sutil del clima, la dieta o la salud. Por eso es importante protegerlos.

Para evitar su deshidratación y descamación, deben exfoliarse (con un cepillo de dientes) para eliminar las células muertas que se encuentran en la piel. Después, es necesario hidratarlos bien, aplicando aceite de oliva o un hidratante especial para la sequedad. Con esto, se logrará brillo y protección.

Cómo cuidar los labios y mantenerlos nutridos

Los hábitos para mantener unos labios protegidos e hidratados son sencillos y rápidos:

  • Aplicar varias veces al día cacao o brillo hidratante.
  • No abusar de las barras de labios de "larga duración", ya que pueden producir sequedad.
  • Utilizar lo menos posible tonalidades marrones porque contienen pigmentos de zinc, sustancia que provoca la descamación.
  • No aplicar hidratantes faciales en los labios, ya que son absorbidas rápidamente, y no ayudan a cuidar los labios.
  • Utilizar por la noche cremas para labios, base tratante o de cacao, y amanecerán tersos e hidratados.
  • Las personas que fuman son más propensas a que les aparezcan pequeñas arrugas en los labios; otro motivo por el que es recomendable fumar menos.
  • Utilizar un buen bálsamo labial es una excelente forma de prevenir la sequedad y evitar las dolorosas grietas.
Es habitual que se pierda belleza en los labios debido al exceso de sol en el verano. Esto puede llevar a la deshidratación de los mismos, provocando daños de distinto tipo junto con molestias y dolores intensos. Además, la sequedad de labios es un punto negativo para la estética del rostro.

Remedios caseros contra la sequedad de los labios

El brillo labial de chocolate es una interesante alternativa, de fácil preparación en casa. Los ingredientes son:

  • Una cucharada de manteca de cacao rallado
  • Aceite de coco
  • Aceite de vitamina E
  • Un cuarto de cucharada de chocolate rallado
El modo de preparación: calentar todos los ingredientes con excepción del chocolate, después incorporar éste una vez derretida la preparación restante. Cuando se fundan todos los ingredientes y se enfríe la mezcla, ya podrá utilizarse como protección labial.

Otra opción es un bálsamo emoliente para labios. Se requieren:

  • Dos cucharadas de aceite de caléndula
  • Aceite de germen de trigo
  • Dos cucharadas de manteca de cacao
  • Cera de abeja rallada
El modo de preparación: calentar todos los ingredientes y cuando esté frío se coloca en los labios.

Otra receta muy efectiva es la crema de coco con cera de abeja. Ambas contienen propiedades que protegen la piel y sobre todo los labios. El aceite de coco es un elemento adicional para agregar suavidad. Se requiere:

  • 1 onza de aceite de coco
  • 1/2 onza de pétalos frescos o secos de caléndula
  • 1 onza de hojas de consuelda
  • 1/2 onza de cera de abeja
  • 2 ó 3 gotas de aceite esencial de lavanda
Se funden todos los elementos al baño maría, y luego se deja enfriar. A continuación, se aplica en forma abundante sobre los labios.

Preparando los labios para la playa

El sol es el mal principal de los labios durante el verano, es por esto que durante las vacaciones en la playa se deben tomar las debidas precauciones. Se recomienda colocar productos protectores como lápices labiales fotoprotectores que impidan la acción dañina del sol. Los días nublados también son perjudiciales, ya el 80% de la radiación alcanza la superficie terrestre y, entonces, la resolana es la que afecta más la piel por los rayos UV.

Es muy común que las personas de ambos sexos se asoleen en la playa, sin embargo es muy importante cuidarse del exceso de los rayos solares, y sobre todo cuidar aquellas zona delicadas como son los labios y el rostro.