El romance es fundamental en el matrimonio y en una buena relación de pareja y puede mantenerse vivo, por algún tiempo, pero desafortunadamente tiende a desaparecer poco a poco. ¿Por qué? Tal vez porque las parejas no se preocupan por resolver las dificultades normales de la adaptación, permitiendo que se apoderen de la situación acabando con el amor en el matrimonio.

El matrimonio no es la meta final en la relación de pareja, por el contrario, el casamiento es apenas el inicio de un largo camino que deberán recorrer juntos como cónyuges. Aunque tener un matrimonio exitoso y placentero no es nada fácil, tampoco es imposible de lograr. Sin embargo, esta tarea deben emprenderla juntos, es decir, que ambos tienen que trabajar para conseguirlo.

La comunicación activa en la relación de pareja

Es importante mantener una activa comunicación en la que ambos puedan expresar libremente sus sentimientos sin herirse y escuchando con atención la contraparte, creando de esta manera un ambiente de respeto y de confianza entre ambos.

En el libro titulado “Matrimonio Maravilloso”, sus autores Lilo y Gerry Leeds, quienes han permanecido felizmente casados por 56 años dicen: “En vez del quejido, que ya nos resulta demasiado familiar, necesitamos representar nuestros deseos de forma alentadora y agradable. Requiere un poquito más de esfuerzo, un poquito más de reflexión, pero es mucho más productivo“.

Esto permite una efectividad mayor en la comunicación, evitando los resentimientos que pueden generarse cuando expresamos nuestras necesidades y deseos a través de la queja. Quien se queja, esta descontento y molesto, y cuando estamos molestos solemos expresar nuestros deseos, necesidades o inconformidades de forma agresiva, sarcástica e hiriente.

El romance en el matrimonio

Mantener vivo el romance, es otro factor preponderante, no dejando que los problemas del diario vivir ahoguen los detalles que se mantenían en el noviazgo. Probablemente no se pueda hacer todo lo que se hacía antes, pero no se debe dejar que la rutina invada su relación de pareja.

Es importante el aporte de ambos, porque el matrimonio se construye día a día entre dos, y no se pueda dejar al azar, sino trabajar en ella con esfuerzo y dedicación. El matrimonio para toda la vida debe basarse en una relación de compañía y amistad para compartir muchas cosas, siendo además, agradable y placentera para ambos.

Willard F. Harley Jr., en su libro ‘Qué necesita él, qué necesita ella', ha identificado cinco necesidades básicas que cada uno espera que satisfaga su compañero.

Lo que ellos quieren después de casados

“Las cinco necesidades básicas del hombre dentro del matrimonio suelen ser:

  1. Satisfacción sexual
  2. Compañía en las actividades recreativas
  3. Una esposa atractiva
  4. Apoyo doméstico
  5. Admiración

Lo que ellas quieren después de casadas

Las cinco necesidades básicas de la mujer dentro del matrimonio suelen ser:

  1. Afecto
  2. Conversación
  3. Honestidad y franqueza
  4. Apoyo económico
  5. Compromiso familiar”.
En conclusión tales cualidades, fueron las que ambos descubrieron en su pareja para decidir casarse, las mismas que deberán mantener durante el matrimonio.

Cómo puede la mujer mantener vivo el romance

  1. Mantenerse bonita y arreglada siempre, aunque no salga de casa, tan solo para esperarlo a él y para si mísma, por supuesto, estando siempre lista para una salida imprevista.
  2. Mantenerse en forma es importante no solo para él sino para su propia autoestima y buena salud. Muchas mujeres comienzan a descuidarse después del matrimonio. Recuerde que ellos vienen de afuera de ver mujeres bellas por todos lados.
  3. Salir a divertirse solos, por lo menos una vez al mes. Que sea ese el tiempo para ustedes, como pareja. Bailar, salir a comer, ir al campo, salir a caminar o ir a pasar la noche fuera. Disfrute de la compañía y lejos del ambiente de la casa y sus problemas. Es muy reconfortante.
  4. En la intimidad, sea creativa, sorpréndalo con cosas nuevas. Que la cama no sea el único escenario para sus veladas amorosas. A ellos les encanta innovar. ¿Ideas? Muchas, todo depende de su imaginación. Lo importante es que ambos se sientan cómodos.

Cómo puede el hombre mantener vivo el romance

  1. Consentir a la esposa. Que esa costumbre que tenía cuando eran novios no se pierda. La ternura y el afecto sincero en cualquier momento del día, son muy reconfortantes y valiosos para la mujer. Estimula y mantiene el respeto y la confianza hacia su esposo.
  2. Decirle cosas bonitas acerca de su aspecto físico, como qué bien se ve con ese vestido. Cualquier piropo sincero sería muy positivo.
  3. Sea detallista. De vez en cuando regálele flores, chocolates o algo que a ella le guste, sin motivo aparente. Eso la hará sentir importante.
  4. Sea divertido y hágala reir. Las mujeres aman el buen sentido del humor en el matrimonio. Eso relaja y refresca la relación siempre.
Mantener el romance en el matrimonio no es tan dificil, todo depende de tener un poco de imaginacion y ganas de satisfacer a la pareja, porque la rutina enemiga de la felicidad.