Cómo manejar el dinero, cómo superar la crisis económica, cómo salir de deudas y aún ahorrar, son algunas inquietudes que hoy, se han convertido en el pan de cada día, para una gran mayoría.

Las crisis son momentos determinantes generadores de cosas nuevas que nos exigen adaptarnos al cambio y hoy estamos viviendo una de las crisis económicas más grandes en la historia del mundo, afectando a todos los niveles sociales. Sin embargo,existen valiosos principios que nos pueden ayudar de manera radical a mejorar las finanzas y aún ahorrar.

Cómo manejar el dinero bajo principios bíblicos

El Licenciado Louis Rivera especializado en Leyes laborales y Finanzas, quien trabajó durante mucho tiempo en compañías como American Express, Rent-A-Car, entre otras, y ahora dirige la Escuela Empresarial en la Florida, una de consultoría y otra de mentoreo, y quien hace nueve años es pastor asociado de la Iglesia Comunidad Cristiana de Penbroke Pines donde maneja el ministerio de “Consejos sabios ”, habla de los principios bíblicos de prosperidad y finanzas.

Dice el señor Rivera: “¿Sabía que la Biblia en todos sus capítulos tiene más de 2.650 referencias a las finanzas? Sí, después del amor a lo que más hace referencia es a las finanzas”. ¿A qué se deberá ésto? Es tal vez porque nuestro Creador quiere que vivamos próspera y abundantemente en todos los aspectos de nuestra vida. Juan dice: “Amado, yo deseo que tu seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud así como prospera también tu alma”.

Evite los siguientes errores al manejar su dinero

  • Las deudas: Las tarjetas de crédito son las que en la actualidad están carcomiendo no solamente la economía sino la tranquilidad y la paz de las personas; estas compañías junto con las de seguros de vida se hicieron para enriquecerse a costa de sus usuarios, según dice el Licenciado Rivera: “Las tarjetas de crédito no son malas si se saben utilizar. Jamás se debe acceder a pagar el saldo mínimo, pues con esto estamos embargando nuestro futuro. Lo más aconsejable es pagar el saldo del consumo a fin de mes”.
  • No ahorrar: El dinero se divide en dos categorías: Lo que nos hace gastar y lo que hace que nuestro dinero crezca (ahorro e inversiones). En la actualidad el 70% de las personas no ahorran; debemos ahorrar por lo menos el 10% de lo que ganamos. Si su situación actual es crítica comience ahorrando el mínimo que su situación se lo permita, pero comience a hacerlo.
  • Compras compulsivas: Es comprar aquello no necesario. Hay que ser sabios en tiempos de crisis. Proverbios 12:27 dice: “Quien es diligente, alcanzará riqueza”.
  • No diezmar ni ofrendar. El diezmo trae bendición. La Biblia es muy clara en eso. En Levíticos 27:30 dice: “Deberás apartar el diez por ciento de todo lo que coseches”, en Malaquías 3:10 dice: “Traigan sus diezmos al tesoro del templo y así habrá siempre alimento. Pruébenme en eso a ver si no les abro las ventanas de los cielos para vaciar sobre ustedes la más rica bendición”.
  • No dar a los necesitados. Ayudar y servir es una ley que trae compensaciones, la ley de la siembra y la cosecha. El libro de Gálatas 6:7 dice: “Todo lo que sembrares eso también segaréis”, Proverbios 19:17 dice: “El que se apiada del pobre, presta al Señor, y Él lo recompensará con creces por su buena obra” y Deuteronomio 15:11 dice: “Dice el Señor, nunca dejarán de haber necesitados en la tierra, y por eso yo te mando que seas generoso con aquellos que sufran miseria y pobreza”. Siempre habremos de encontrar personas que se encuentran peor que nosotros y siempre encontraremos la forma de ayudarles si estamos dispuestos a hacerlo.
  • No tener inversiones. Las inversiones son las que hacen crecer nuestro dinero. Es poner el dinero a nuestro servicio, a trabajar para nosotros.

Sugerencias para salir de deudas

  • No incurrir más en deudas. La palabra es bien clara en este aspecto. En el libro de Romanos 13:8 dice: “No debáis a nadie”. El Señor no quiere que seamos esclavos de nadie. Proverbios 22:7 dice: “El que toma prestado es siervo del que le presta”.
  • Manejar mejor sus tarjetas de crédito o cancelarlas. Proverbios 13:7 “Pagad a todo el que le debáis”.
  • Hacer un presupuesto y tratar de suprimir gastos superfluos o innecesarios. Proverbios 10:4 dice: "La mano de los diligentes enriquece".
  • Buscar una entrada alternativa de dinero. Todos tenemos dones y habilidades para algo. Busca entre ellos probablemente haya algo de lo cual puedas hacer uso; o simplemente busca suplir una necesidad. Las grandes empresas han surgido de algo semejante.
Las grandes crisis pueden sacar lo mejor de nosotros o por el contrario, pueden acabarnos. ¿De cuál lado preferiría estar? Aprenda a enfrentar la crisis y triunfar y si ya ha probado todo y aún se encuentra desolado, pruebe la sabiduría del libro más leído del mundo, la Biblia.