La falta de espacio es siempre una molestia, ya sea en una casa con piezas de buen tamaño o en una reducida. Al crecer la familia se van adquiriendo objetos diversos, llegando a un punto de no saber dónde ponerlos. Para quién es amante de realizar mejoras en su hogar, considerará fácil cómo instalar una repisa, los pasos son sencillos y el requerimiento de material es poco.

El ama de casa siempre trata de mejorar la decoración, para ello mueve, cambia, pinta, compra, forra, quita y pone. Si se trata de poner algo para ganar espacio, se puede instalar una repisa, no requiere de experiencia previa, solo las ganas de querer hacerlo y de contar con la herramienta necesaria.

Buscando un lugar para poner la repisa en el hogar

La característica básica que debe tener el área para instalarlas es, el tener demasiadas cosas y que no haya donde ponerlas. Se pueden instalar en cualquier tipo de habitación, aún en lavanderías, baños, pasillos, o área exterior.

Al tener idea del cuarto donde la pondrá, elija una pared que este vacía, aunque sea solo una parte. Si el área queda pegada a una puerta, hay que dejar un espacio libre (ocho pulgadas), entre esta y el extremo de la repisa, para evitar que al entrar o salir de la habitación, lleguen a golpearla.

Material necesario para colocar una repisa

Una lista de lo que se usará:

  • Ménsulas de madera o metal, llamadas también soportes, se necesitan dos por repisa. En caso de ser más larga, sería conveniente poner tres o cuatro, lo mismo que si se piensa poner cosas muy pesadas.
  • Madera, elija tablas cuyo grosor sea entre 12 y 16mm, por 20 o 25cm de ancho. Si va a ser más larga convendría buscar una más gruesa.
  • Taquetes, son piezas de metal, madera o plástico que sirven para asegurar que el tornillo esté firme, uno por cada agujero de la pared.
  • Tornillos y desarmador de la medida.
  • Taladro
Las tiendas especializadas venden equipos para instalar repisas, constan de dos largueros de metal, que se colocan en la pared (como I I), y que en el frente trae ranuras para los soportes (este es una pieza de metal con ganchos en un extremo).

Procedimiento para instalar estanterías en la pared

Ya ubicado el lugar, se mide y se marca la altura. Si el área va a quedar arriba de un espacio en uso, hay que ponerla alta, para que no vayan a golpearse la cabeza.

Se va a medir del suelo hacia arriba, no hacerlo a la inversa, porque a veces el techo tiene declive, lo que sería causa de que las repisas quedarán chuecas.

Ya marcado el punto exacto, se procede a agujerar con el taladro. La broca que se usará debe ser de un grosor adecuado al de los tornillos, y debe sea la adecuada para el material a perforar, ya que de usarse de otro tipo, a más de tener dificultades en perforar, la broca podría resultar dañada.

Con los agujeros ya hechos, se pondrá un taquete en cada pozo, cuidando de recortar lo que quede fuera de la pared.

Ahora se instalarán las ménsulas (o los soportes verticales). Al poner un tornillo, para detener la ménsula, no hay que apretarlo, hay que dejarlo a la mitad y poner el siguiente. Al tenerlos todos a medias, entonces se aprietan.

La madera se puede sustituir por vidrio en repisas para objetos especiales

Esto con el fin de que si no coinciden correctamente (los de la ménsula y los de la pared), puedan acomodarse poco a poco. De apretarse desde el principio, haría mayor la diferencia entre los agujeros.

Fijando las escuadras a la pared, puede poner la madera y su estante quedará listo. Si coloca soportes verticales, podrá contar con tres o cuatro estantes.

Las maderas pueden llevar un toque de barniz o pintura, si desea la repisa para objetos muy especiales puede sustituir la madera por vidrio.

Estas son solo algunas ideas, después de poner en práctica la primera, otras ideas vendrán, se podrá hacer uso de ellas mejorando la decoración y la funcionalidad de la casa.