La mayoría de los padres piensan que el hecho de conseguir admisión para sus hijos en colegios de alto renombre y prestigio, es una garantía de un futuro brillante. Esto podría hacerse realidad siempre y cuando los padres se comprometieran a tomar el rol que les corresponde como supervisores y primeros educadores de sus hijos.

El papel de los padres en la formación de los hijos

Educar a niños sanos, felices y con buenos hábitos puede ser un gran reto para los padres. Muchos de ellos se limitan a usar las mismas técnicas que sus padres usaron con ellos o bien se dejan llevar por sus sentimientos e intuición, lo cual puede dar lugar a un sin número de errores.

"Instruye al niño en su camino y aún cuando fuere viejo no se apartará de él," estas fueron palabras que hace muchos años escribiera el sabio Salomón dando consejo a los padres sobre cómo educar a los hijos desde su infancia.

Es deber de los padres el darle a los hijos las bases y los principios básicos que la sociedad requiere para poder hacer de ellos hombres y mujeres de bien. Todo lo relacionado con la moral, modalidades, respeto, educación y fe, son cosas que los niños las aprenden en casa, siendo los padres el mejor ejemplo para ellos a seguir.

Cuando los padres sean conscientes de la gran responsabilidad que tienen en sus manos sobre la formación de sus hijos, les será mas fácil saber guiarlos hacia lo que será mejor para ellos en un futuro.

La elección de la escuela es una de las tareas principales de los padres, ya que tienen que tomar en cuenta tanto las necesidades de los hijos así como la situación económica. Además es importante considerar que la escuela debe tener principios sólidos y estar comprometida con una educación de alto nivel .

El papel del maestro en la educación de los niños

La persona del maestro es el elemento de máxima importancia en una institución educativa, más importante que los métodos usados para enseñar. De allí, que el rol del maestro es fundamental en cualquier escuela.

Algunos padres piensan que es deber de los maestros el educar y enseñarles todo a los alumnos, cuando debemos ser conscientes de que hay obligaciones delegadas exclusivamente para los maestros, pero sin olvidar que la primera escuela de los hijos es el propio hogar.

El papel del maestro dentro de la educación es muy importante en la formación de los estudiantes, ya que el alumno es el actor auto-responsable, pero el profesor es el guia facilitador.

El maestro provee las herramientas necesarias en el proceso de enseñanza-aprendizaje, y para que esto pueda darse se necesita de un sólido contexto social.

Resultado del trabajo conjunto entre padres y maestros en la educación de los hijos

Cuando los padres se responsabilizan en dedicarles tiempo a los hijos y a formar en ellos hábitos de estudio, el beneficio que obtendrán posteriormente será de bastante provecho, no solamente en lo académico sino en sus propios valores como persona. Además si sumamos a esto los conocimientos y herramientas que los maestros, sin olvidar que son solo guiadores, les proporcionan día a día, formaremos individuos listos para sobrepasar los retos que enfrentarán a lo largo de su trayectoria educativa.

Esta mezcla de conocimientos, tanto los adquiridos en el hogar como los aprendidos en la escuela, dará como resultado un productivo enriquecimiento, el cual contendrá todas las bases necesarias en los hijos para poder llegar a ser unos exitosos profesionistas, y no solo eso, sino también hombres y mujeres de bien con grandes capacidades y de gran utilidad para la sociedad.