El origen de la piñata, como tal, se remonta a la lejana China, en donde se acostumbrada hacer una piñata en forma de buey, al inicio del año chino, en primavera. Los chinos tenían la tradición de forrar la figura con colores que auguraban los resultados de la agricultura de ese año, y la llenaban con cinco diferentes tipos de semillas; los mandarines golpeaban al buey con varas de diferentes colores. Una vez vacía, se prendía fuego a la piñata, y los asistentes gustaban de conservar algunas de las cenizas cómo amuleto para tener suerte todo el año.

La piñata mexicana

En México, es difícil imaginarse una posada de Navidad sin una colorida piñata. La tradición de las artesanales piñatas en México, data desde tiempos de la Colonia, en ese entonces los misioneros, para enseñar a los indígenas la fe católica, recurrieron a las piñatas -que ya eran conocidas en China- para explicar a la comunidad indígena el significado del pecado, la existencia de Satanás y las bondades de una vida virtuosa en donde el bien, debe vencer al mal.

Los frailes representaron al pecado en la piñata, originalmente hecha con una olla de barro, y le dieron forma de estrella con siete picos. Cada uno de los picos se refiere a los 7 pecados capitales. La piñata sube y baja del cielo, con todo su colorido, seduciendo y tentando a los hombres en la tierra.

Para representar el significado de la fe, los niños y niñas deben vendarse los ojos antes de pegar a la piñata; el palo con que se pega representa la fuerza de voluntad y la virtud de quienes luchan contra el pecado, y las tentaciones que ofrece; es así que los golpes que recibe la misma, representan la lucha de los hombres contra el pecado, la eterna lucha del bien contra el mal. Una vez que la piñata explota, saltan desde el cielo las múltiples y bendiciones y beneficios que trae consigo el vencer al pecado, el mal ha sido derrotado.

Aprender a hacer una piñata por sí mismos, es sencillo y barato, a continuación se detalla paso a paso cómo hacer una piñata para las posadas.

Material para hacer una piñata

  • Un globo.
  • Papel periódico.
  • Tijeras.
  • Papel china de los, colores de tu elección.
  • Papel metalizado de los colores de tu elección.
  • Harina.
  • Agua.
  • Cartulina.

Cómo hacer una piñata paso a paso

  1. Lo primero es proceder a hacer el engrudo. El engrudo servirá como pegamento para hacer la piñata. Mezclar una parte de harina por 5 o 6 partes de agua fría en una olla, cuidando que no se formen grumos para que quede una mezcla uniforme. Colocar la olla a fuego lento removiendo constantemente; el tiempo de cocción se puede llevar entre 10 minutos a media hora, hay que detenerse cuando la mezcla haya tomado una forma suficientemente espesa.
  2. El segundo paso para crear la piñata de Navidad es inflar el globo, habrá que inflarlo tan grande como se quiera la piñata y hacerle un nudo.
  3. Proceder, como tercer paso, a pegar con el engrudo capas de periódico hasta que quede completamente cubierto, se recomienda pegar aproximadamente cuatro capas de papel. Una vez completado este paso hay que dejarlo secar al sol entre uno y dos días.
  4. Una vez que el globo este bien seco, hay que proceder a hacer un pequeño orificio, a través del cual, se introducirán los dulces posteriormente
  5. El siguiente paso es formar conos con la cartulina para formar los picos de la estrella, en la parte más ancha corta algunos flecos. Forra los conos con papel brillante y pega los picos a la piñata con el engrudo.
  6. Por último, cortar tiras del papel china haciendo algunos flequillos a lo largo de la tira, pegar las tiras en la piñata hasta cubrir completamente.
Finalmente hay que darse a la divertida tarea de rellenar la piñata de los caramelos y frutas representativos de la Navidad y para romperla en la posada. El único límite para hacer una piñata de Navidad es la creatividad e imaginación. ¡Felices Fiestas!