Durante las fiestas navideñas uno de los regalos estrella son las cestas de Navidad. Pero el confeccionar una de calidad puede llegar a hacerse una pesadilla. Siguiendo unos pequeños consejos, se puede conseguir que el lote escogido sea, a la vez, bonito y de una calidad excepcional.

Cómo debe ser la canasta navideña

Lo primero que habrá que cuidar es la propia cesta navideña. Ésta deberá ser de mimbre, un material perfecto y clásico en la preparación de este regalo. Si la canasta tiene, además, un asa, ésta le dará un toque más clásico aún.

Ideas de productos para las cestas de Navidad

A continuación hay que escoger lo que se incluirá en la pequeña cesta de mimbre. Las opciones pueden ser muchas:

  • Embutidos, que serán preferiblemente de calidad, como los ibéricos. El jamón serrano y el lomo son dos buenas opciones. Además, el envase de estos deberá tener su propio estilo y habrá que elegir entre los embutidos en lonchas o la pieza completa.
  • Los productos lácteos como quesos o cuajadas también pueden incluirse. Las últimas vendrán en envases de cerámica para un mejor detalle.

Más productos para incluir en la canasta de Navidad

  • Los típicos dulces de estas fechas como polvorones, turrones o mantecados. Mazapanes, roscas de vino o las frutas de Aragón (frutas confitadas de chocolate) también pueden incluirse. El turrón también deberá seleccionarse con cuidado, ya que la gran variedad que existe da multitud de opciones. Los turrones de chocolate, de yema, el turrón blando y el duro son clásicos, pero se puede ir más allá y elegir un turrón de frutas, de trufa, de coco o variedades más exóticas.
  • Vinos, que deberán ser de buenas marcas y a ser posible con denominación de origen para que la canasta navideña tenga aún más clase. Los vinos espumosos como el cava y el champán también podrán incluirse. Si es posible habrá que mezclar ambos tipos en la cesta. Una opción a tener en cuenta es añadir un vino espumoso, un vino tinto y un vino blanco.
  • Otras ideas pueden ser conservas, licores, panettones e incluso uvas.

Cómo decorar una cesta de Navidad

En la decoración hay que poner especial cuidado. Los lazos en el asa de la cesta siempre dan un toque especial y puede colocarse con el lazo alguna filigrana. La propia asa puede adornarse completamente con ramitas de plantas típicas de Navidad, pero hay que elegir entre una de las dos formas ya que ambas a la vez no son compatibles.

Con el papel celofán se puede envolver todo el lote navideño, colocarlo entre los productos o como base en la cesta. Aquí entrará la propia personalidad del que diseña el regalo, la cual quedará reflejada en él.

Formas para adornar una bonita cesta navideña

También puede adornarse con paja en el interior de la canasta, de forma que se lleguen a ver entre las botellas y turrones. Puede diseñarse también una especie de pesebre rodeado de todos los productos para una decoración de Navidad acorde con las fechas.

Y finalmente se ha conseguido el objetivo: tener una especial cesta navideña para regalar a los conocidos, a los empleados de la empresa o a los propios clientes. Y si se incluye una tarjeta personalizada se habrá acabado el regalo con un toque sencillo, personal y directo a la vez.