El secreto de un buen maquillaje es que sea capaz de realzar al máximo nuestros rasgos, para sacarnos el mayor partido y vernos más guapas, pero sin que apenas se note. Los trucos que utilizan los expertos nos darán las pautas para aprender a maquillarnos mucho mejor.

Si queremos que el maquillaje dure y no se note, debemos seguir estos pasos:

  • Limpiar el rostro y el cuello a fondo. Aplicar después una crema hidratante, y esperar unos minutos para que se absorba.
  • Disimular las ojeras, los granitos y las manchas con una barra o crema correctora. Extenderla haciendo pequeñas presiones con los dedos en las zonas que lo necesiten.
  • Extender bien la base con una esponja por todo el rostro y el cuello, con pequeños toques y sin arrastrar. Cuidar especialmente el nacimiento del cabello, las orejas y el final del cuello, pues son las zonas donde más se nota el maquillaje. Si lo difuminamos bien por ellas, pasará desapercibido.
  • Para realzar la mirada, subrayar con un trazo fino de lápiz de color oscuro la línea natural del ojo. Presionar el pincel contra la mano para difuminar las sombras, antes de ponerlas en los párpados.
  • Perfilar los labios con un lápiz siguiendo el contorno natural con un tono idéntico al de la barra. Rellenarlos después con un pincel.
  • Para terminar, matizar todo el rostro con una pequeña cantidad de polvos sueltos translúcidos aplicados con una borla de terciopelo o una brocha grande.

Trucos para conseguir un buen maquillaje

  • Para eliminar rasgos de fatiga nos vendrá bien aplicar una ampolla de acción inmediata que nos ayude a iluminar el rostro y conseguir un maquillaje más duradero.
  • Podemos realzar el volumen de los pómulos marcándolos con un tono más intenso, siguiendo la forma de U del pómulo y en degradé. Después aplicaremos un toque de rubor en la parte más prominente y justo debajo de la pupila, siempre en armonía con el resto de los tonos del maquillaje y muy bien difuminado para conseguir un aspecto totalmente natural.
  • Para aplicar los polvos sueltos que matizan el maquillaje, conviene difuminarlos primero en la mano y luego insistir en la zona central, especialmente en la nariz. Es el secreto para conseguir un aspecto más natural, suave y aterciopelado.
  • Las cejas son un punto importante de la imagen. Si hay que retocarlas debe hacerse con anterioridad para que no se note, y si necesitamos maquillarlas lo haremos con leves toques en trazos que simulen el pelo natural. Existen lápices y eye-liners especiales para intercalar y camuflar estos trazos entre el propio pelo de la ceja.
  • Si queremos disimular imperfecciones usaremos un corrector. Se utilizan para cubrir manchas, rojeces, lunares o cicatrices. Los hay fluidos, en crema o en barra, en tonos naturales más o menos claros y en color verde; estos últimos sirven para contrarrestar y camuflar lar las zonas rojas.
  • El maquillaje nos quedará mejor si elegimos una base que se adapte a nuestro tipo de piel: madura, seca o mixta.

Look de ojos y labios en tonos fríos

Inspirado en los colores de la naturaleza y en los contrastes del día y la noche, este maquillaje consigue tonalidades vanguardistas, protagonizadas por tonos verdes y azules. Como fondo de maquillaje le va una base ligera en un tono natural.

  • Para los ojos se puede jugar a combinar varias intensidades de tonos verdes o azules, enfatizando con un lápiz y una máscara de la misma gama de color.
  • Para los labios, un toque de brillo suave que evoque la luz del día o un berenjena oscuro que recuerde la oscuridad de la noche, y en las mejillas un toque natural.

Look en tonos cálidos

Más sofisticado y sensual, utiliza colores intensos que atraen las miradas. Se inspira en los tonos terrosos, marrones y caobas de los bosques y de la tierra. Le va una base de tono dorado.

  • Para los ojos, colores cálidos como tierras, marrones o berenjenas en diferentes intensidades, enfatizados por una línea dibujada con lápiz o un eye-liner y máscara negra. Los labios se destacan con tono intenso, y las mejillas con toques de colorete en tonos tierra.

Y para fiestas, toques especiales

Quedan muy bien los brillos para conseguir un rostro y cuerpo resplandecientes en las fiestas. Se aplican mediante toques con los dedos en los pómulos, bajo las cejas o donde se quiera un look destelleante. Y en los ojos nos pondremos sombras con brillo.

Y para estar perfecta en todo momento no hay que olvidar tener a mano un pequeño neceser con todo lo necesario para hacer retoques cuando se necesite.