Maquillarse como un perrito puede ser muy divertido y se pueden crear efectos en la expresión del rostro como si el cachorro estuviera triste o contento y hasta se le puede pintar con la lengua de fuera, como se describe en este caso.

Material para maquillar la cara como la de un perro

  • Maquillaje en crema en tonos blanco, rojo y terracota o café claro.
  • Esponjas para maquillar o quesitos.
  • Lápiz delineador de ojos negro.
  • Lápiz de cera negro.

Cómo hacer un maquillaje de perrito

  • Primero, con una esponja o quesito se aplica una capa muy delgada de maquillaje blanco sobre la nariz y figurando un óvalo en la frente, otros en las mejillas y uno más en el mentón.
  • Luego se aplica otra base, también delgada, de maquillaje terracota o café claro en la parte restante del rostro, es decir en el contorno de la cara, difuminándolo al llegar a la zona maquillada de blanco.
  • Después con el lápiz delineador negro se dibuja, sobre el labio inferior, el contorno de una lengua como colgando a un lado de la boca, que se va a maquillar al final.
  • Se usa el lápiz de cera negro para dibujar los ojos, marcando el contorno con una línea muy gruesa, y para maquillar los labios y una línea hacia arriba hasta llegar a la punta de la nariz, que se va a pintar también.
  • Y también con el lápiz delineador negro se dibujan unas cejas por arriba de las cejas naturales de nuestro modelo, con el diseño de estas podemos crear una expresión en el rostro, y luego se hacen seis puntos en la parte de arriba de los labios, tres de cada lado, pintando desde allí tres bigotes en cada mejilla.
  • Para finalizar, con el maquillaje en crema rojo se rellena la lengua que se dibujó y así queda terminado el rostro de este animalito.

Disfraz de perro: un buen maquillaje y un peludo traje con orejas

Para completar la caracterización hay que ponerse el traje peludo y las orejas de perrito. Y si no se tiene un disfraz, se puede elaborar uno en casa haciendo una camisa de peluche color café o pegando retazos de peluche a una playera usada.

Para llevar unas orejas se hacen de fieltro y se pegan a una diadema, que lleva del mismo peluche de la camisa en la parte de la frente, no es necesario que sea un traje completo pues si se trata de un cachorrito se usan unos jeans y si se trata de una cachorrita se puede llevar una falda o un tutú.

Y como complemento del disfraz no hay que olvidar llevar un hueso de utilería.