Por la inocencia de sus caritas, los niños y las niñas más pequeños son los candidatos ideales para disfrazarse de un dulce y gracioso conejito en los desfiles de primavera y en las fiestas de disfraces.

Este maquillaje infantil se ve que es complicado de realizar pero no es tan difícil como parece, sólo hay que tratar de hacerlo con la mayor rapidez posible porque los pequeñitos suelen desesperarse. Y otra opción para que chicos y grandes luzcan este lindo diseño es en Pascua.

Material para hacer un maquillaje de conejo

  • Maquillaje en crema blanco, negro y rosa oscuro.
  • Esponja o quesito para maquillar.
  • Rubor en tono rosa claro.
  • Lápiz delineador de ojos negro.
  • Pinceles de pelo suave.

Pasos para lograr la cara de un tierno conejito

  1. Con una esponja se coloca una base en tono rosa claro en todo el rostro, con rubor o maquillaje en polvo.
  2. Con el lápiz delineador negro se traza un medio círculo por arriba de cada ceja y dos grandes círculos en las mejillas, pero que no cierren en el área de la boca, tal como se muestra en la imagen.
  3. Se rellenan esas figuras trazadas con el maquillaje en crema blanco.
  4. Se pintan los labios, una línea hacia arriba y un círculo en la punta de la nariz con el maquillaje en crema de tono rosa oscuro.
  5. Se hacen varios puntos con el maquillaje negro, sobre la superficie pintada de blanco, a cada lado de la nariz y a partir de tres de estos se trazan tres bigotes también con el maquillaje negro y con el maquillaje blanco se hacen otros a un costado de los anteriores.
  6. Se simulan dos grandes dientes con maquillaje blanco sobre el labio inferior y así queda terminada la cara del conejito.
Si se teme que el maquillaje en crema, que se puso en los dientes, se desvanezca rápidamente por haberse colocado en los labios, entonces se pintan con delineador líquido blanco que es más durable en esa zona.

Conejitos y conejitas

Para hacer este diseño a los niños se puede sustituir el tono rosa oscuro, de la nariz y de los labios, por un tono café o azul y en este caso puede no dejarse la base de maquillaje rosa en todo el rostro y si es que se hace, se usa un tono rosa más claro o sólo se coloca un poco de rubor a lo largo de la nariz y sobre la frente.

En el caso de las niñas, se pintan unas largas pestañas con color negro.

Otra opción para hacer este maquillaje es pintar toda la cara con blanco y el área de las cejas y de las mejillas en color rosa, café o azul.

Y luego de ponerse el disfraz se puede pintar también las manos con maquillaje blanco. En caso de que no se tenga el disfraz de conejo, se puede vestir a los niños con toda la ropa blanca, elaborar una diadema con las orejas de conejo y pegar un pompón blanco como cola.