Todo buen currículum debe suscitar interés y para ello deberá llamar la atención. Un buen currículum será breve, y no por ello, poco interesante. Se trata de mostrar en poco espacio las mejores cualidades del candidato.

Si tanto la formación, como la experiencia profesional son escasas se utilizarán amplios espacios entre líneas y párrafos, y se tendrá especial cuidado en la estructura del currículum.

Para cuidar la estructura será conveniente utilizar párrafos, márgenes, encabezamientos, numeración y viñetas.

Un buen currículum debe incluir una fotografía. Esta debe ser clara y no estar desenfocada. Debe ofrecer una buena imagen del candidato y ser actual.

La colocación de la fotografía en el currículum debe ser la correcta; para ello, se situará en la esquina superior derecha.

Datos personales en el currículum vítae

Los datos personales importantes comprenden: nombre y apellidos, lugar y fecha de nacimiento, dirección actual completa (calle, número, piso y puerta, código postal, población y provincia).

El número de teléfono es un dato imprescindible porque suele ser el medio más frecuente a través del cual los seleccionadores de personal se ponen en contacto con la persona que entrega el currículum.

Por último, se debe poner una dirección de correo electrónico que sea usada frecuentemente. En estos casos, es importante que la dirección de correo electrónico no coincida con la dirección de correo personal usada habitualmente en redes sociales y eventos personales. En estos casos, las empresas pueden tener acceso a muchos datos de carácter personal y fotografías que no son aconsejables o que pueden no jugar en favor a la hora de ser contratado. Abrirse una cuenta personal exclusivamente para eventos profesionales puede ser una buena opción.

Otros datos personales como el número de Documento Nacional de Identidad o el número de la Seguridad Social no serán necesarios a no ser que la persona vaya a ser contratada, en cuyo caso, los seleccionadores de personal se pondrían en contacto con la persona para solicitarle dicha información.

El estado civil y otros datos personales no serán necesarios a no ser que la empresa los solicite. La nacionalidad solo se anotará en caso de ser de una nacionalidad diferente de la del país en el que se busca empleo.

Formación académica: formación reglada y formación no reglada

La formación académica más importante suele ser la formación reglada. Este tipo de formación se refiere a los estudios primarios, o en su defecto, al certificado de escolaridad si se posee. También se incluye dentro de la formación reglada la formación profesional específica, los ciclos formativos de grado medio o superior, o los programas de cualificación profesional.

La formación no reglada es aquella que comprende cursos de formación en algún otro aspecto. En estos cursos deberá constar la entidad donde se realizaron, el número de horas y la fecha de inicio y finalización.

Si se han realizado cursos se podrá poder la distinción entre formación reglada y no reglada, pero si no se han realizado cursos, ni otro tipo de formación no reglada, bastará con poner “formación académica”.

Si la persona es extranjera y ha cursado sus estudios en su país de origen, se hará constar el país si los estudios no han sido homologados en el país actual.

Si se poseen conocimientos de informática o idiomas deberán constar en el currículum. Normalmente se citarán los programas informáticos que se conocen, así como el nivel: usuario o experto.

En los idiomas, si la persona es extranjera, hará constar su idioma materno. Es muy importante poner el nivel de idiomas en los idiomas oficiales del país y comunidad donde solicita el trabajo. Si se conocen otros idiomas con nivel medio o superior también se citarán en este apartado.

Experiencia profesional: diferentes sectores

Es recomendable citar la experiencia profesional citando en primer lugar el puesto de trabajo más reciente.

Si la persona posee mucha experiencia en diversos campos (por ejemplo, sector construcción y sector hostelería), pueden separarse por bloques, poniendo en cada uno de ellos los diferentes trabajos por orden, del más reciente al más remoto. De esta manera será más fácil la lectura del currículum, que si aparecen los puestos mezclados.

Si se posee suficiente experiencia en un sector, se puede omitir poner la experiencia profesional en otros campos, ya que puede no resultar interesante para el puesto solicitado.

En la experiencia profesional se debe hacer constar el puesto de trabajo, el nombre de la empresa y la duración del contrato. También se pueden describir las características del puesto y las funciones que se realizaron.

No debe constar nunca en el currículum los motivos del cese del contrato en una empresa.

Si la persona es extranjera, se separará la experiencia profesional realizada en el país de origen, de la experiencia en el país actual.

Otros datos de interés: disponibilidad horaria y geográfica

Al finalizar el currículum se harán constar otros datos, como por ejemplo, la disponibilidad horaria o geográfica. Esto se pondrá siempre y cuando la persona tenga total disponibilidad en el caso de la disponibilidad horaria, y cuando la persona esté dispuesta a desplazarse durante largos periodos de tiempo, en el caso de la disponibilidad geográfica.

Otro dato muy importante serán los permisos para conducir. Se hará constar todos los permisos que se posea y si se dispone de vehículo.

Por último, no estará de más resaltar cualidades personales, como por ejemplo, la capacidad para trabajar en equipo, ser una persona responsable, tener capacidad de aprendizaje, y demás.