Las cenas de Navidad tienen en este cereal, sólo superado por el maíz en nivel de producción mundial pero no en consumición, un gran aliado de cara a preparar una amplia variedad de recetas fáciles o caseras para ocasiones especiales como las fiestas de fin de año; especialmente en Asia y muchos países de Latinoamérica, en donde constituye la base de innumerables y diversos platos.

Además, es responsable del aporte calórico de una quinta parte de las calorías consumidas por el hombre a nivel global.

Propiedades médicas y gastronómicas del arroz

Por tanto, si bien se recomienda su consumo como alimento diario y hasta como tratamiento en algunos procesos fisiológicos extremos dadas sus facultades médicas, resulta siempre una buena alternativa gastronómica combinado con ciertos ingredientes, y acompañando otros platos como el pavo al horno u otros como por ejemplo a base de pescados, en ocasiones especiales como la aludida y en otras que transcurren a lo largo del año.

Ingredientes para cuatro personas de la receta con arroz

  • ½ kg de arroz.
  • 750 ml de caldo de pollo.
  • 1 pimiento rojo.
  • 1 zanahoria mediana.
  • 1 cebolla mediana.
  • 100 g de pasas.
  • 100 g de brotes de soja (preferentemente al natural).
  • 50 g de guisantes o arbejas.
  • Aceite, sal y ajino moto al gusto.

Preparación del arroz especial

Poner a calentar en una olla o cazuela un poco de aceite, luego soltar la cebolla previamente cortada en cuadros o tacos los más pequeños posibles, y cuando estén fritas soltar el caldo de pollo, la sal y el ajino moto al gusto; al llegar todo a estado de ebullición o hervor, poner en la olla el arroz previamente lavado.

Entretanto, poner a calentar en una sartén aceite para freír el pimiento rojo cortado en tacos pequeños, la zanahoria cortada igualmente, las pasas, los brotes de soja y los guisantes; cuando el agua que cocina el arroz se haya evaporado o consumido, se soltará en la misma olla toda la fritura de la sartén, se removerá y dejará cocinar a fuego bajo entre quince y veinte minutos.

Degustación de la receta de Navidad

Cuando el arroz quede cocido, haya reposado unos cinco minutos, se pasará a servirlo. Preferiblemente, primero en un envase de vidrio pequeño del que pueda luego conservar su forma cuando sea colocado en cada plato, con lo que al mismo tiempo se contribuye a la decoración de los platos y las mesas, muy común en las ocasiones especiales.

Finalmente, aunque la tradición apunta a que el arroz así preparado no puede consumirse o saborearse sólo, quedará muy bien complementado con varios tipos de asado, algunos guisos, ciertos arrebozados, y algunas ensaladas como la de mariscos.