¿Cuántas veces se ha festejado el día de la madre? ¿Cuántos regalos se han obsequiado? A veces las ideas se acaban y no se sabe cómo hacer especial el día dedicado a la mejor mujer del mundo, ya sea con lujos o con pequeños detalles, estos consejos serán de gran utilidad para decidir cómo consentir a mamá en su día.

Comida especial, una reunión para celebrarla

La primera opción para festejar a mamá es llevarla a comer, ya sea desayuno, comida o cena, es una excelente opción, ¿por qué? porque generalmente las madres cocinan la mayor parte de los días, y se cansan de cocinar, de probar su sazón, quieren dsifrutar otros estilos, otros sabores, algo que ellas no estén oliendo durante su cocción, ellas sólo quieren disfrutar el producto final y no saber nada más al respecto.

Si es posible llevarla a un lugar de su elección, es perfecto, pero si económicamente no es posible o si se inclina por un ambiente más privado, es aconsejable prepararle una deliciosa comida en casa, sea sopresa o no, el hecho de celebrarla es una magnífica oportunidad para conjuntar amigos y parientes, cocinar algo delicioso y sin pretenciones acompañado de exquisitos cócteles para amenizar la ocasión y con postres de la temporada como toque final.

Sorpresas y detalles, regalos que jamás pasan de moda

Si la reunión es una opción demasiado convencional, las sorpresas y detalles deben tenerse en cuenta. Un detalle muy acostumbrado en México es llevarle serenata a la puerta o ventana de su hogar, ya sea con mariachi, un trío o conjunto musical de la región, siempre es una gran sorpresa para desear un feliz día.

Los detalles típicos pero que nunca pasan de moda son el ramo de flores enviado a su domicilio, la caja de chocolates y el pastel con helado; no obstante, hay un detalle convencional que puede convertirse en único, las tarjetas de felicitación, estas pueden encontrarse con un nuevo formato en el que se graba un mensaje para que sea emitido cuando la tarjeta es abierta, un detalle perfecto sobre todo para los que viven lejos de sus madres.

Un spa, diversión y cosas nuevas

Si es ama de casa o ejerce una profesión, el simple hecho de ser madre puede ser estrasante, lo ideal es llevarla a un spa, que la consientan con un masaje, un manicure y pedicure, tal vez un nuevo corte de cabello o una nueva imagen, todo lo que se necesite para hacerla sentir joven, bella y como nueva. Otra opción es atreverse, llevarla a que conozca lugares de moda, a que experimente una película en tercera dimensión o incluso a un paseo por el museo con la exposición más reciente o innovadora.

Algunas veces, los obsequios son una forma de adentrarse en nuevas experiencias y formas de vida, siempre es interesante regalar un libro con ideas transgresoras, discos con música que podría agradarle, maquillaje de nuevas tendencias o incluso inscribirla en cursos que pudieran interesarle y motivarle.

Regalos prácticos, ella lo agradecerá

Se dice que el regalo perfecto es aquél que la persona a regalar no hubiera considerado comprarlo por si misma, no hay nada mejor que obsequiarle algo que necesita y que obviamente por diferentes razones, como imponer las necesidades de los demás por encima de las propias, no lo ha adquirido. Estos artículos podrían ser celulares de moda, guardarropa, zapatos, artículos de belleza, bolsas, artículos tecnológicos, entre otros, incluso algunos de los mencionados, aunque no los necesite, no serán despreciados pues nunca serán suficientes.

Obsequios para ella, no para el hogar

Se le llama Día de la madre, no día de la casa o los quéhaceres del hogar, por lo tanto es una pésima idea regalar electrodomésticos, vasos, vajillas, decorativos y todo lo relacionado con ser ama de casa, pues esto podría malinterpretarse como si sólo fuera valorada como tal y no como persona o mujer. Existen algunas excepciones, en el caso que ella sufra mucho porque lava a mano y se le regale una lavadora o no tenga dinero para comprar una sala, incluso si es una amante de la decoración; no obstante, si no se tienen estos casos y si hay el dinero para mimarla, ¿por qué no hacerlo?

Como se expuso anteriormente, las mujeres nunca creerán innecesario los obsequios de ropa, zapatos, bolsas, maquillajes, joyería, todo lo que pueda ponerse y lucir acorde a su gusto, será de gran placer para ella.

Manualidades, regalos con sentimiento

Si se es joven y sin mucho dinero o si se quiere acompañar el obsequio principal con un toque sentimental, las manualidades son una excelente alternativa, incluso los niños pueden participar en la realización. Las manualidades no sólo son regalos para decorar, sino también para que sea algo útil, si la mamá trabaja en oficina, se puede crear un porta clips con fotos de ella y sus hijos, decorar un portarretrato o hacer un pizarrón con recordatorios, las fotos de los hijos son un elemento fundamental que le dan un toque artístico y muy sentimental si se plasman en color sepia o blanco y negro.

La verdad es, no importa si se derrochan grandes cantidades de dinero o sólo unas cuantas monedas, lo fundamental es que la mamás se sientan queridas, felices y relevantes. Las madres siempre tienen presentes a sus hijos, se les debe recordar que los hijos también las tienen presentes, no sólo en su día, sino durante todo el año.