La articulación de la rodilla, formada por tres huesos, es la más grande del cuerpo. Para que trabaje bien y no produzca dolor de rodillas estos tres huesos deben encajar perfectamente, ya que de, lo contrario, puede aparecer:

  • Artrosis de rodilla o gonartrosis: consiste en el desgaste del cartílago articular de uno o varios huesos de esta parte del cuerpo.
  • Condropatía rotuliana: se trata de una mala alineación de la rótula respecto al fémur y la tibia, lo que produce un mayor desgaste del cartílago.

¿Cómo evitar el dolor de rodillas?

Para prevenir la aparición del dolor de rodillas y otros trastornos, o aliviar sus síntomas si ya se tienen, se deberá evitar:

  • Utilizar asientos muy bajos o sofás que se hunden, en donde las rodillas quedan por encima de las caderas.
  • El sobrepeso, ya que los kilos de más "cargan" en exceso las rodillas.
  • Estar de pie mucho tiempo en la misma posición.
  • Usar zapatos muy planos, o con un tacón superior a 2 o 3 cm. Para evitar el dolor de rodillas se debe usar calzado con un tacón de cuña que amortigüe el impacto.
  • Subir o bajar muchas escaleras, ponerse de rodillas o en cuclillas o cargar un exceso de peso.
  • Andar por terrenos irregulares o con desniveles, como la montaña, o terrenos duros como la arena seca o el asfalto. Es mejor caminar por superficies lisas, planas y poco blandas como la arena mojada o la hierba.

Estiramientos musculares

Parte posterior del músculo. Estirarse sobre una colchoneta con las piernas dobladas y los pies en el suelo. Se coge con las manos la parte posterior de las rodillas y luego se elevan las piernas hasta que formen una "L" con el cuerpo. Estirar una rodilla hasta el techo y cuando se note tirantez en la parte trasera del muslo, aguantar 8 segundos y cambiar de pierna.

Pantorrillas. Situarse de pie con una pierna más adelantada que la otra. Inclinar el cuerpo hacia delante a la vez que se dobla la rodilla de la pierna que está avanzada, manteniendo estirada la trasera. Las plantas de los pies no deben despegarse del suelo. Mantener la postura 8 segundos y repetir con la otra pierna.

Ejercicios para evitar el dolor de rodillas.

Buenos ejercicios para tonificar las rodillas son: practicar gimnasia dentro del agua, natación, ir en bicicleta por terrenos llanos y con el sillín alto, evitando que las rodillas estén muy dobladas, o hacer bicicleta estática. Realizar los siguientes ejercicios 20 minutos al día también ayuda a evitar el dolor de rodillas.

Tumbarse en una colchoneta con una pierna doblada y la otra estirada. Levantar la pierna estirada unos dos palmos del suelo sin flexionar la rodilla. Hay que mantener el muslo en tensión unos segundos y bajar la pierna. Repetir con la otra pierna.

Sentarse sobre una mesa, de tal forma que los muslos queden totalmente apoyados sobre la superficie, las rodillas formen un ángulo recto y las piernas cuelguen sin llegar al suelo. Estirar una rodilla y mantener la posición durante 5 segundos, bajarla y cambiar de pierna.

Sentarse en una colchoneta y colocar una pelota del tamaño de un balón de fútbol entre las rodillas bien estiradas. Apretar con las piernas hacia dentro, aguantar 3 segundos y descansar.

En la misma posición anterior, rodear las piernas con un cinturón justo por encina de las rodillas y hacer fuerza hacia el exterior durante 3 segundos.