Gatos y perros son los más comunes entre las mascotas, pero cuando se trata de escoger a la mascota ideal debes tomar ciertos aspectos que no solamente tienen que ver con el animal en cuestión, sino contigo, pues recuerda que al tener una mascota te comprometes en una relación de cuidado, amistad y amor.

Perros como mascotas y sus beneficios

Los perros son animales excepcionales porque además de ser una excelente compañía son de gran utilidad como guardianes, protectores y ayudantes, por ejemplo los perros para ciegos, sin olvidar los perros que se usan para detección de drogas o los perros de rescate cuando ocurren desastres naturales.

Beneficios como la motivación para la realización de ejercicios saludables, así como el fortalecimiento de la responsabilidad en un niño se encuentran entre las principales ventajas de tener un perro, aunque también hay que tomar en cuenta algunos aspectos en contra y recuerda: No compres o realices la adopción de perros por impulso, ya que podrías arrepentirte en muy poco tiempo.

Antes de llevar un perro a casa hay que considerar varias cosas, ya que si bien los perros son mascotas por excelencia, debes ofrecerles cariño, cuidado y respeto para que ellos te den alegría, fidelidad, compañía y amistad.

Una de las primeras interrogantes que tienes que hacerte es: ¿por qué quieres un perro? ¿el perro cumple tus expectativas?, ¿todos en casa quieren un perro o solo tú? Es importante que si planeas regalarle un perro a un niño, sus padres tienen que estar de acuerdo con ello.

Otra cosa que hay que tomar en cuenta en cuestión de perros como mascotas es que no sean de razas peligrosas, ya que podrían atacarte y dejarte lesiones serias. Las razas de perros consideradas como peligrosas son el Pit bull terrier americano, el Staffordshire bull terrier, el Amstaff, el Rottweiler, el Dogo argentino, el Fila brasileiro, el Tosa Inu, el Akita Inu, el Doberman, el Bullmastiff, el Dogo de Burdeos y el Mastín napolitano.

También hay que considerar que tener un perro tan solo como capricho, pretexto o darlo como regalo sorpresa es una gran equivocación si no se tiene clara la responsabilidad que implica tener un animal a tu cuidado. Un pequeño cachorro puede convertirse en un gran problema al paso de los meses pues podría seguir necesitando atención aun después de 10 años.

Otras preguntas a considerar son:

• ¿Tu casa o auto son realmente apropiados para la raza que quieres?

• ¿Te costará mucho o poco limpiar manchas de lodo o pelo de perro en tus alfombras?

• ¿Te molestará encontrar hoyos en tu jardín?

• ¿Quién hará la limpieza?

• ¿Tienes tiempo para cepillar, ejercitar, entrenar al tu perro?

• ¿Hay lugares cercanos donde ejercitar al perro (bosques, campos, parques)?

• ¿Estás dispuesto a recoger los excrementos del perro en lugares públicos?

• ¿Puedes pagar el mantenimiento del perro? Hay perros grandes que comen cualquier cosa y perros pequeños que comen solo un tipo de comida.

• ¿Quieres un perro fino o mestizo? A menudo los perros mestizos son más baratos que los perros con pedigree pero ambos pueden ofrecerte amor, compañía y lealtad.

• ¿Quieres una hembra o un macho? Una hembra sin esterilizar puede traerte problemas con sus celos, mientras que los machos podrían volverse agresivos o escaparse algunas veces.

• ¿Cachorro o adulto? Los cachorros demandan más tiempo que los adultos en cuestiones de entrenamiento, socialización y costumbres, lo cual te ahorrarías con un perro adulto.

Mascotas como los gatos

Poseedores de un encanto pocas veces conocido, los gatos son animales más fáciles de tener en espacios pequeños, debido a su tamaño, a su poca pérdida de pelo y a que hacen menos ruido, además de que son bastante independientes.

A diferencia de los perros, los gatos no requieren tanta atención y son ideales compañeros para personas que tienen poco espacio en casa o personas mayores. Son animales limpios y aprenden fácilmente a hacer sus necesidades.

Para los gatos es necesario tener un lugar limpio para que puedan comer y estén lejos del ruido y del trajín. También necesitan un abastecimiento de agua fresca y limpia, no debes darle comida para perros porque no contiene los nutrientes para un gato y tampoco debe comer sobras, pues además de que pueden brindarle grasas innecesarias, el olor de las heces sería fuerte.

Si quieres un gato de pelo largo debes cepillarlo una o dos veces al día, así evitarás la aparición de parásitos, en caso de que tengas un departamento, el gato podrá alojarse cómodamente, pero procura que esté esterilizado y cuanto más joven mejor. Tendrás que darle un tronco de madera blanda u otro material para que afile sus uñas.

¿Dónde adquirir una mascota?

Una alternativa es la adopción de mascotas o adopción de cachorros si quieres un animalito al cual puedas educar; sin embargo no olvides que serás responsable de su mala o buena conducta y de sus costumbres.

Para encontrar una mascota en adopción puedes visitar los diferentes refugios de animales que haya en tu ciudad, ahí podrás encontrar perros y gatos desde cachorros hasta adultos o de la tercera edad, en caso de que quieras una mascota tranquila.

En los refugios de animales también se tienen perros y gatos con necesidades especiales, es decir, con discapacidades motrices o visuales, por ejemplo, pero recuerda que si te interesa uno de estos animales, debes tener más paciencia y mucho más cuidado con ellos pues son seres vivos.

Si es que ya consideraste tus necesidades y las necesidades de la mascota que tienes en mente, sea un perro o un gato, haz una búsqueda en las páginas de Internet de refugios de animales, donde seguramente encontrarás una mascota que te de amor, cariño y lealtad incondicional, ya que son animales con gran sensibilidad.