El elegir la universidad donde se va a estudiar una carrera es de las decisiones más importantes de la vida, pues de eso depende en gran medida la calidad del egresado y el profesionalismo que demostrará en el ámbito laboral.

Pero ¿cuál universidad es la mejor?

En estos tiempos, la oferta educativa es muy variada. A partir del crecimiento poblacional que vivió México desde hace un par de décadas, surgieron instituciones de educación superior, entre públicas y privadas, que buscaron atender la demanda de más opciones para estudiar licenciaturas, maestrías o doctorados, que con el tiempo fueron generando un buen prestigio y presencia a nivel nacional.

Sin embargo, en esta dinámica educacional, se colaron también las que actualmente son conocidas como "Escuelas Patito", que aprovechando las deficiencias de las autoridades mexicanas por dar un seguimiento de estas instituciones, se jactan de ser "universidades" aunque se caracterizan por la improvisación académica, la falta de instalaciones adecuadas y sobre todo, la carencia de una filosofía educativa seria y responsable.

¿Cómo distinguir una universidad de una escuela "patito"?

El principal factor con el que se puede diferenciar una universidad seria de una que no lo es radica en su desarrollo curricular, es decir, el cuerpo de conocimientos institucionales que poseen fundamentos psicológicos, filosóficos, epistemológicos y sociológicos que conciben a la institución educativa y que le dan su razón de ser.

El currículum es quizás el elemento más importante para distinguir a una verdadera universidad, puesto que para su elaboración se requiere un gran estudio sobre las bases teóricas de la educación superior y cómo estas se conciben en una filosofía y modelo educativo que correspondan a las funciones básicas de una universidad, que son la docencia, la investigación y la extensión.

Elementos del currículum institucional en las universidades.

Ahora bien ¿Cómo saber que la universidad que se tiene enfrente cuenta con un currículum serio y sustentado? Sin duda, una verdadera universidad dará a conocer información clara acerca de los elementos de su desarrollo curricular, que son:

Objetivos Curriculares: Los propósitos generales de un determinado nivel educativo.

Planes de Estudio: El conjunto de contenidos que conllevan al logro de los objetivos curriculares, así como la organización y secuencia en que deben ser abordados.

Cartas Descriptivas: Programa-guía que expresa la relación y secuencia del contenido de un curso, que igualmente contiene sugerencias para las experiencias de enseñanza y aprendizaje.

Sistema de Evaluación Curricular: Se encarga de la admisión, promoción, evaluación y acreditación de los estudiantes y la labor docente para las experiencias de enseñanza y aprendizaje.

La oferta educativa, acorde con la realidad actual.

En la elección de la universidad adecuada, también hay que tomar en cuenta la pertinencia de su oferta educativa. Las escuelas "Patito" no cuentan con un desarrollo curricular, de ahí que su propuesta carezca de elementos que garanticen una educación acorde con las necesidades y exigencias del mercado laboral actual hacia los egresados.

Las universidades contemplan en su oferta educativa planes de estudio que responden a aspectos muy importantes como lo son el desarrollo de competencias en los egresados para insertarse en un mercado laboral internacional, perfeccionamiento de los idiomas, habilidades de comunicación, relaciones humanas, así como el conocimiento y manejo de plataformas computacionales específicas y el llamado emprendurismo, es decir la serie de conocimientos que tienen como objetivo desarrollar una visión empresarial y de negocios en los egresados, para que en un futuro se conviertan en empleadores más que en empleados.

Así pues si el objetivo es encontrar la universidad más adecuada para estudiar una carrera, hay que revisar su desarrollo curricular; una auténtica institución de educación superior va a mostrar toda esta información de manera clara y sin que necesariamente se le solicite, a diferencia de una "Patito" que buscará evadirse o definitivamente negará esta información con el clásico argumento de que "todo eso está en trámite".

Por cierto, pobres de los patitos, que ahora viven con el estigma de ser el símbolo de una escuela de dudosa calidad. Qué injusta es la vida a veces.