La primera ocupación para una persona parada debe ser ocuparse en buscar trabajo, como mínimo, durante ocho horas al día. Una de las fuentes a las que acudir para la búsqueda de ofertas laborales es Internet.

Búsquedas de trabajo orgánicas en buscadores

Expresiones como “ofertas de trabajo”, “ofertas laborales”, “encontrar trabajo” y similares van a dar una serie de direcciones de páginas en Internet que ofertarán una amplia variedad de ofertas laborales tanto por especialidades como por provincias, tipos de contrato, remuneración económica y otros factores.

En España es muy habitual recurrir únicamente a Google.

Buscadores de empleo en Internet

Entre otros buscadores a los que se puede recurrir están: Ask, Yahoo, Live Search, Bing. También puede introducirse la expresión “buscadores empleo Internet” en cada uno de los buscadores, para a su vez, poder hallar otros buscadores.

Si lo que se desea es encontrar trabajo en otros países, debe conocerse cuáles son los buscadores más empleados en estos países. A título de ejemplo, en Portugal se utiliza mucho “Sapo”, en Francia un buscador muy utilizado es “Voila”, por ejemplo.

Otras ideas para encontrar trabajo a través de Internet

Hacer un listado de empresas de trabajo temporal y acudir a sus respectivas páginas web, es también otro listado al que poder acudir.

Si se está en un nivel profesional intermedio o de dirección, puede acudirse a las webs de los head hunters que aparecen publicitados en los diferentes medios económicos, tanto tradicionales como electrónicos. En estas webs se encontrarán más ofertas laborales de las que estos mismo head hunters publican en los periódicos.

Por si esto fuera poco no debe olvidarse el acudir a los centros públicos de colocación de empleo, es decir a las conocidas oficinas de empleo.

En estas oficinas tienen preparadas unos listados de lo que en la jerga se conoce como buscadores verticales de empleo en Internet. Se trata de webs especializadas en la búsqueda de empleo, tanto por sectores económicos como por niveles retributivos y por áreas geográficas.

Acudir a las oficinas públicas de empleo y la prensa escrita

Si se desea cambiar de domicilio, bueno será acudir a las oficinas públicas de empleo del área geográfica a la que tenemos intención de cambiar de residencia, para que faciliten buscadores verticales de empleo en Internet referidas a dicha zona geográfica.

En la mayoría de estos buscadores verticales es posible darse de alta para que notifiquen vía correo electrónico cualquier nueva oferta laboral que vaya apareciendo y que coincidan con un perfil previamente facilitado dentro de un menú que las diferentes webs de oferta laboral facilitan.

Bien es cierto que, entre otras fuentes para encontrar trabajo, también están los anuncios en la prensa, el recurrir a amigos, familiares y conocidos para que puedan informar de si se enteran de alguna empresa o profesional que esté buscando la contratación de nuevo personal.

Antes de ponerse a buscar, uno debe mentalizarse de que va a ser una ardua tarea, en ocasiones ingrata, pero que no hay otra alternativa para poder recuperar el empleo lo antes posible.

Es muy difícil que las ofertas de trabajo vayan hacia el parado sin hacer nada para ello. Así pues, ¡Ánimos! Porque la recompensa en hallar el trabajo deseado bien merecerá la pena.