Actualmente es difícil encontrar a la persona adecuada que cubra todas las expectativas afectivas de aquellos que buscan amor en toda la extensión de la palabra.

Por lo que, muchos se enfocan única y exclusivamente a su trabajo dejando a un lado la parte emocional, otros buscan en círculos sociales ya sea de amigos o familiares a gente que esté interesada en ellos, algunos más se introducen en la red social de internet como el FACEBOOK, Hi5 ó My Space, otros simplemente se resignan a seguir con sus vidas añorando a que algún día llegue el amor de su vida.

Algunos consejos para conocer a la pareja ideal

Es frustrante darse cuenta que en una relación la cual uno cree que todo es miel sobre hojuelas resulte todo lo contrario y nada es lo que aparenta ser, es decir, que existan las decepciones, la incomunicación, la falta del deseo mutuo, el desinterés y las insatisfacciones en el noviazgo. Por desgracia, este tipo de situaciones a veces llegan en la etapa del matrimonio donde, muchas veces, no queda de otra más que vivir cordialmente bajo el mismo techo con el conyugue, guardando así las apariencias frente a la familia y amigos.

Pero eso no tiene que convertirse en una pesadilla, puesto que si uno sabe lo que quiere desde el principio, la selección del “príncipe azul” o la “princesa encantada” será la mejor elección de su vida. Lo primer es:

  • Que exista un agradable gusto físico y también que resulte encantadora la forma de ser.
  • La afinidad que se tenga en cuanto a gustos, aficiones y hobbies.
  • Que sus valores en cuanto al enamoramiento estén adecuados a los tuyos.
  • Sus actitudes o comportamiento ya sea en la escuela, trabajo o con su familia sean congruentes y acorde a lo que se está buscando.
  • Conocer cómo reacciona en momentos de crisis o problemas para poderlos resolver.
  • Saber si el plan de vida a futuro que tiene incluye a la pareja o no.
  • Cómo se administra con el dinero.

¿Qué es lo que buscan ellos?

Aunque a final de cuentas tanto el hombre como la mujer buscan su felicidad a lado del ser querido, muchas veces los métodos y los gustos son diferentes. En el caso del varón se tiene lo siguiente:

  • Al principio, sólo se fijan en su físico como son las piernas, las nalgas, los escotes y los labios. Después les interesa que sean inteligentes con sentido del humor y muy apasionadas.
  • Luego en su apariencia física, es decir, si están gorditas, inmediatamente lo asocian a una persona triste y melancólica con una depresión difícil de tratar.
  • A la mayoría les interesa que la mujer tenga proyectos profesionales realizados y que no dependa al 100% de ellos.
  • Que sea comprensiva, cariñosa y dulce.
  • Hay veces que el hombre busca en la mujer a la madre que perdieron cuando eran jóvenes y buscan la protección y seguridad del instinto maternal que en ellas existe.
  • Es común escuchar a los hombres desear a una mujer que sea salvaje y desinhibida a la hora de tener sexo.
  • Que tenga intereses en común.
  • También depende de la edad del varón al momento de elegir una pareja, ya que los jóvenes se guían por el aspecto físico, mientras que los adultos les interesa más en “ese ser interior”.

¿Qué es lo que esperan ellas?

Hoy por hoy, la mujer se ha vuelto cada vez más estricta, observadora y paciente al momento de elegir al compañero que estará con ella por el resto de su vida, pero muchas veces prefieren estar solas a “ser madres de sus parejas” o simplemente no cubren los requisitos para estar con ese “alguien” que está loco por ellas.

  • En primera instancia, los puntos a considerar son: la honestidad, el respeto, la confianza, la lealtad, el compromiso y la aceptación. Estos son sumamente importantes ya que producen en la mujer un estado de tranquilidad y armonía con la pareja.
  • Otro aspecto destacable y que es igual a la del hombre es que se compartan gustos similares, ya sea con respecto al trabajo, hobbies, viajes o el deporte.
  • También las mujeres se toman en cuenta en cómo el hombre la ve con respecto a su trabajo e inquietudes, que sean interesantes y de buen gusto.
  • Que el hombre le dé su lugar a la mujer, es decir, que la defienda en caso de ser necesario o que la proteja en momentos de peligro.
  • El caballerismo, el romanticismo y la amabilidad son otros factores que hacen sentir especial a la mujer.
  • Apoyo, amistad y solidaridad son aspectos básicos para que la pareja funcione adecuadamente.

El amor con el paso de los años

En la adolescencia es común sentirse enamorado ante la primera persona que pasa por el pasillo de los salones de clase, de hecho hasta del mismo profesor/a. Sin embargo, este tipo de relaciones resulta muy inestable pues aún no se tiene bien establecido lo que el individuo quiere o desea en ese momento.

Conforme pasa el tiempo, el ser humano va definiendo sus intereses y gustos con respecto a un proyecto a futuro, de ese modo, comienza a fijarse en las cualidades y características del sexo opuesto para llevar a cabo una relación de compañerismo, amistad, noviazgo y finalmente el matrimonio, esto se da regularmente en la edad madura.

Posteriormente, en la etapa de la vejez, el amor se traduce en paz y armonía en la pareja, pues se ha vivido a lado del esposo/a toda una historia de amor, alegrías, tristezas y desde luego se pretende morir siempre a su lado.