Si es la primera vez que se tiene un gato, ya sea porque alguien lo ha regalado, se ha decidido comprar o adoptar uno, conviene informarse sobre sus cuidados, ya que estos pequeños compañeros suelen dar sorpresas no gratas por su conducta de marcar territorio, estar en celo o simplemente orinarse fuera del arenero en lugares poco convenientes.

Los motivos de los gatos para orinar fuera de su bandeja

Según publica M.V. Claudio Gerzovich Lis en una página dedicada al comportamiento animal, la eliminación inapropiada puede deberse a aversiones, preferencias y causas médicas. Ente las causas médicas destacan: depresión, cistitis, ansiedad, uréteres ectópicos, senilidad, etc.

Por otra parte las conductas de marcaje territorial, pueden ser con aspersión o sin ella. El marcaje sin aspersión está relacionado con la defensa del territorio; este comportamiento es frecuente cuando llega un nuevo gato a la familia o se acercan gatos extraños a la casa.

En tanto el marcaje con aspersión se presenta principalmente en machos no castrados durante su madurez sexual. Las hembras también pueden realizarlo con menos frecuencia.

Consejos para eliminar la orina de gato

Primero es necesario absorber con papel periódico o un trapo toda la orina que sea posible. Una vez que el lugar a limpiar esté seco, con un trapo remojado en detergente líquido para trastes se talla la zona.

Aún el olor permanece, por lo que es necesario pasar sobre la superficie un paño o un cepillo remojado en agua oxigenada. Una vez evaporada el agua, finalmente se refriega con vinagre, siempre y cuando no se trate de telas que puedan despintarse. Si se trata de un piso se puede utilizar sin problema.

Otra opción es hacer una mezcla directa a partes iguales de detergente líquido para trastes, agua oxigenada y vinagre blanco. Colocarla en un recipiente con rociador y aplicarla directamente sobre la zona a limpiar, tallar con un cepillo, esperar a que seque y repetir la operación cuantas veces sea necesario, ya que si se trata de orina de marcaje tiene un olor más penetrante.

Cabe destacar que una opción más es usar bicarbonato de sodio en su lugar. En este caso, sería mezclarlo con detergente líquido y agua oxigenada, a partes iguales.

Si el olor no es muy penetrante basta humedecer la zona con mal olor y luego esparcir directamente el bicarbonato de sodio. Cuando se seque el área, retirar el bicarbonato.

Otra opción es limpiar con agua, luego con agua oxigenada, después con detergente líquido, enjuagar la zona y cuando se seque pasar un trapo con alcohol.

Se recomienda no usar amoníaco en ningún caso, ya que puede provocar que el gato vuelva a orinar la zona una y otra vez. Yuna forma de prevenir que el gato o gata vuelvan a orinar en un área específica es poner bolitas de naftalina en el sitio.

Los elimina olores en el mercado

Las industrias por su parte han desarrollado productos para este caso: quita manchas y quita olores. Se pueden encontrar en línea algunos que contienen enzimas que son más efectivos. También venden soluciones que te permiten detectar antiguas manchas de orina.

Lleve a su mascota al veterinario

Lo más recomendable es identificar el motivo por el cual su mascota está orinando fuera de la bandeja. El veterinario podrá sugerirle la mejor solución en caso de que el comportamiento esté originado por alguna causa biológica.

Finalmente trate de conservar limpias las áreas donde no quiere que el gato orine ya que si el olor permanece, el olfato de su mascota puede detectarlo y regresará a marcar su territorio.