Lo bueno, si es gratis, dos veces bueno. Así dice el dicho (o el anuncio) y así pasa en el día a día. Y si hay algo que ofrezca cosas gratis esa es la red. Internet rebosa “gratuidad” aunque los vacíos legales sean grandes y las aspiraciones colectivas múltiples. Las revistas, las que se pueden encontrar en el kiosko, las tenemos gratis en la red. Así, las podemos descargar y disfrutar en casa.

Libros y revistas gratis en español

Pero, aunque no se sepa si algún día le cerrarán las puertas al campo, la cultura (en general) es mucha y gratuita. Es tanta la variedad que habría que centrarse en materias concretas para abarcar, sin agobiarse, lo que ofrece la red. En este caso, los libros y las revistas son una buena opción para comenzar a explorar ese lado impreso (que no oscuro) de lo gratuito.

Issuu.com, el comienzo de la revista online

Si hay una revista, en internet, está aquí. Con un diseño cuidado, Issuu, consigue que todo hijo de vecino pueda almacenar sus documentos en pdf en la “nube” para que después, se puedan ver en formato flash con una calidad envidiable. En resumen: permite que cada uno edite sus propias revistas, sus propios libros o que coloque, en esta librería online, todo lo que haya salido de su teclado: desde su currículo hasta el poema para la ex novia.

Issuu, premiada por Time.com como uno de los mejores sitios web de 2009, es la “madre” de los gestores de publicaciones y muchas de las versiones propias de otros países funcionan enlazando sus contenidos a esta página web.

Además, Issuu nos permite aprovechar todas las funciones de la web 2.0 y compartir las publicaciones en Facebook o Blogger, por poner un ejemplo. Para rematar la jugada, además de publicaciones amateur en esta web se pueden encontrar revistas o periódicos (preferentemente anglosajones) pero, como no podía ser de otra manera y cada vez más, de todos los rincones del mundo.

Youkioske.com, el kiosko de toda la vida

Es la versión en castellano de la anterior. Youkioske funciona bajo el mismo formato que Issuu pero está más orientada al mercado en castellano. Básicamente, utiliza a Issuu, y a otros gestores de publicaciones, para tener enlaces a su web de revistas para todos los públicos (aunque también cuenta con una sección para adultos).

Desde el Hola a los periódicos españoles del día pasando por revistas de referencia como Esquire o Cahiers du Cinema.

Los libros de Google

Fue, y es, una de las mayores polémicas del mundo editorial en el pasado año. Google llegó a un convenio con universidades y editores de Estados Unidos para comenzar a escanear todo lo que oliera a libro. Y lo hizo. Después vino la guerra por los derechos de autor (que en muchos países finalizan a los 70 años de la muerte del creador) y lo que quedará. Mientras, Google sigue escaneando libros y permitiendo crear una pequeña biblioteca on-line: no muy variada, pero lo suficientemente interesante para poder navegar entre estanterías virtuales que no paran de crecer.

La hermana “librera” de la Wikipedia

Wikisource es la respuesta del mundo “wiki” al proyecto de Google. En su página se pueden albergar todos los libros que sean de dominio público (y son muchos) y todos aquellos que se encuentren en formato GFDL o bajo licencia de Creative Commons, que también son muchos.

Libros gratis en Europeana

Aunque aún está en su más temprana edad, Europeana promete mucho y variado. Financiado por la Unión Europea nos permite buscar desde un mismo sitio web en los archivos de las grandes instituciones europeas de la cultura como, sin irnos muy lejos, la Biblioteca Digital Miguel de Cervantes. Aunque no se limita a los libros (se puede encontrar de todo, desde audio a fotografía) es un buen lugar para saber lo que hay “gratis” en las bibliotecas de Europa. Y lo mejor está por llegar.

Y así, hasta el infinito y más allá. Las publicaciones online están ahí para, por el momento, quedarse y facilitar la vida a los lectores. El acceso a la lectura ha cambiado por completo: no se trata de querer comprarlo sino de saber encontrarlo.