El calzado ocupa un lugar destacado en nuestras vidas y en los placares. Habitualmente las mujeres poseen más cantidad y los hombres menos pares, aunque los espacios se comparten. Las razones para acumular pares de calzado van desde el cambio de temporada, desgaste de lo que se usan a diario, regalos y el tiempo.

El orden, en los placares o armarios, es una prioridad .Luego el desafío es mantenerlos, cuidarlos y conservarlos en buen estado. Acciones simples nos ayudarán a resolver exitosamente esta cuestión.

Claves para comprar un buen calzado

Visitar los locales comerciales, probarse, soñar… comprar el zapato ideal, es todo un proceso en el que comienza la historia: nuestros zapatos y yo.

El calzado como nuestros pies necesita atenciones para marchar bien. Cuidarlos, protegerlos y ocuparse de ellos resulta sencillo teniendo en cuenta algunas recomendaciones.

En el momento de la compra:

  • Comprar zapatos de buena calidad. Muchas veces no resulta fácil reconocerlos pero el precio y la marca nos guiarán al principio. Luego con la experiencia personal podremos definir nuestro propio estilo y decidirnos por determinadas marcas.
  • En lo posible el material del calzado debe ser de cuero aunque requiera una inversión de dinero, vale la pena adquirir zapatos de calidad.
  • El interior del calzado debe estar forrado en cuero o badana. Esta característica otorga comodidad e higiene a nuestros pies.

Tips para cuidar los zapatos que tanto queremos

En la rutina, generalmente no prestamos atención al cuidado del calzado. Simples costumbres ayudan a su durabilidad. Entonces es conveniente:

  • Alternar el uso, de acuerdo a las diferentes ocasiones. Es aconsejable tener varios pares de calzado y evitar el uso de un único calzado.
  • En los días de lluvia evitar, en lo posible, que se mojen. Si sucede esto, la suela al humedecerse se deforma y arruina todo el calzado. Si ya pasó, secar el calzado en un lugar aireado, no directamente sobre fuego o estufas.
  • Para conservar el calzado en buen estado, lo más práctico es pasarle una gamuza con líquido limpiador de muebles (en aerosol). Esto le da brillo e hidrata al cuero.
  • Los zapatos deportivos o zapatillas requieren lavados frecuentes o limpieza con líquidos especiales.
  • El zapato es un detalle importante al combinar adecuadamente un el look urbano, con zapatos de tacos bajos y cómodos o en caso de una fiesta un zapato de tacón otorga glamour y elegancia. Disponer de varios pares da más durabilidad y preserva el calzado.
  • Guardar los zapatos en botineros o repisas ubicadas en zonas aireadas. Luego del uso, el calzado necesita ventilarse. Esto ayuda con la higiene y también a que el cuero no se seque.
  • Reciclar los zapatos al agregarles detalles en tela, tafeta como por ejemplo moños. También se puede pintar los tacos o incluirles piedras o brillo en diferentes colores. Esta idea nos ayuda en el presupuesto y soluciona en forma ingeniosa y con estilo los zapatos para fiestas u ocasiones especiales.
  • Sabemos que el 60% de la producción mundial de calzado se realiza en plástico por costos y demanda. Es oportuno recordar que el uso frecuente de ellos impide que los pies respiren y esa humedad se transforma en hongos o molestias.

Dime que calzas y te diré quien eres

Más allá de los estudios realizados por psicólogos para evaluar los rasgos de la personalidad que se manifiestan a través del uso de distintos tipos de calzado, sabemos que la elegancia de nuestros pies marca un estilo personal.

Cada uno puede elegir comodidad, belleza, colorido, simple protección para los pies o identificarse a través de una marca.

Es bueno informarse, conocer y poner en práctica estas simples ideas para cuidar y seguir disfrutando nuestros zapatos.