Día con día, la tecnología se sumerge más y más en la vida de las personas y les otorga una variedad infinita de posibilidades en muchos aspectos y campos. En cuestión de audio, existe una cantidad mucho muy variada de formatos. De igual forma se pueden encontrar distintos programas para reproducir dichos formatos y muchos de estos programas también tienen la posibilidad de convertir determinados archivos de audio de un formato a otro.

El MP3, el WAV y los programas de reproducción de audio

El MP3 es uno de los formatos de audio más utilizados en la actualidad, el cual consigue reducir el tamaño del archivo de sonido sin influir en su calidad. Aproximadamente 1 minuto de audio en formato MP3 ocupa 1 MB con una calidad prácticamente igual a la calidad de un CD.

Por su parte el WAV (Waveform Audio Format) es un formato de audio digital sin compresión que comunmente se usa profesionalmente. Para obtener calidad de CD se debe grabar el sonido a 44100 Hz y a 16 bits. Por cada minuto de grabación de sonido se consumen unos 10 MB de disco duro.

Por otro lado, entre los programas para reproducir formatos de audio se encuentran el Windows Media Player, que la mayoría de las veces ya viene integrado en los programas de la computadora (al menos que se trate de una computadora Mac) y el iTunes, que es el reproductor de audio incluido en las computadoras Mac. Ambos reproductores se pueden tener en una misma computadora sin importar si es Mac o no.

Cómo descargar iTunes en la computadora

Si la computadora no es un Mac, el iTunes tendrá que ser descargado en línea. En caso contrario, solamente se debe buscar entre los programas de la computadora.

Para la descarga del iTunes lo más fácil es ir a cualquier buscador en línea, por ejemplo: www.google.com o www.yahoo.com; y teclear la leyenda “Descarga iTunes” o en inglés “Download iTunes”. Esto llevará a una lista de posibles páginas donde se podrá realizar la descarga.

Aquí una de las páginas recomendadas para descargar iTunes:

http://www.apple.com/es/itunes/download

Una vez en el sitio web, solamente es necesario seguir las indicaciones de descargar que la misma página otorga.

Cómo configurar el iTunes para poder convertir a formato MP3, WAV y otros más

Ya que se ha descargado iTunes en la computadora y se tiene el programa abierto, es necesario escoger y cambiar las preferencias de importación, ya que muchas veces el iTunes trae por default la conversión a formato ACC (Advanced Audio Coding).

En iTunes, en la barra superior de herramientas, se da click sobre la pestaña “Edit” y del menú que aparece se da click en “Preferences”. A continuación aparecerá una ventana con distintas pestañas y opciones, a la altura media de dicha ventana hay una pestaña que dice “Import Settings” en la que hay que dar click. Finalmente aparecerá una última ventana más chica y en la sección de “Import using” se da un click y se escoge la opción “MP3 Encoder” o “WAV Encoder” o cualquier otro de los que ahí aparecen, según sea el formato al que se desee convertir.

Cómo se convierten archivos de audio a formato MP3 y WAV con iTunes

Una vez que se han elegido las preferencias en iTunes, se prosigue a escoger y agregar el archivo de audio que se quiere convertir, a la librería de iTunes; para esto se da click sobre la pestaña “File”, y del menú se elige la opción “Add File to Library”, en la ventana que aparece se busca y se da click sobre el archivo que se quiere convertir y enseguida se da click en abrir (open).

A continuación el archivo elegido aparecerá en la lista de reproducción de iTunes. Ahora solamente es necesario dar click derecho sobre el mismo y escoger la opción de “Create MP3 Version”. Otra forma de hacer la misma acción es, teniendo el archivo de audio seleccionado, se da click sobre la pestaña “Advanced” (ubicada en la barra de herramientas superior del iTunes) y se elige la opción de “Create MP3 Version”.

Con esa acción se habrá concluido el proceso, la nueva versión del archivo de audio aparecerá enseguida de la anterior ya convertido en formato MP3, WAV o cualquier otro formato según haya sido el caso elegido desde el principio. Desde iTunes, el archivo se puede arrastrar al escritorio o a cualquier carpeta donde se desee guardar.