Una de las consecuencias de esta interminable crisis económica que estamos viviendo es el descenso del consumo. En muchos casos porque la situación de desempleo apenas permite hacer más gastos de los imprescindibles. Pero incluso entre los que conservan su puesto de trabajo, la incertidumbre sobre lo que pueda ocurrir en el futuro lleva a reducir gastos o a buscar en cualquier caso los precios más bajos. Por otra parte los comerciantes necesitan vender, aunque sea reduciendo su margen de beneficio. De hecho se ha generado una tendencia comercial en la que se compite con precios a la baja. Esta situación permite a los consumidores encontrar auténticas gangas y conseguir productos y servicios a precios inimaginables hace apenas unos años.

Con el fin de facilitar la búsqueda de estos auténticos chollos, se recoge a continuación un atractivo escaparate clasificado de las principales ofertas.

Cómo comer barato

Sin duda la primera necesidad de cualquier persona es la alimentación, y aunque lo más barato es comer en casa, hay en Madrid bares que por el precio de una caña ofrecen suculentas tapas que pueden sustituir perfectamente a una comida. En concreto "El tigre", bar situado en la calle Infantas, ofrece por los dos euros que vale la caña tapas a base de patatas bravas, croquetas y embutidos variados. Otro ejemplo es el bar "Los amigos", en la calle Ezequiel Solana, donde por 1,90€ se puede tomar una caña y tapas que incluyen patatas bravas, chorizo frito, queso y palitos de pescado.

Por otra parte y para los mas avispados, una página web cuyo nombre no ofrece dudas, "comer por la patilla", informa sobre inauguraciones que incluyen degustaciones abiertas al público y ferias gastronómicas en las que es posible degustar gratis autenticas delicatessen.

Ahorrar en la compra de ropa

Encontrar chollos y gangas, precisamente en estos días en los que todo lo invaden las rebajas, no requiere mucha información; pero comprar ropa barata en cualquier época del año mediante una fórmula comercial cuando menos original, ya es otro tema.

La tienda "Ábrete sésamo" situada en la calle Noviciado de Madrid utiliza un original sistema de trueque por el que al entregar ropa y todo tipo de objetos, se reciben puntos canjeables por una amplia oferta de prendas de vestir de otros usuarios de este sistema. La ropa está en perfecto estado y es una forma económica de renovar el vestuario.

Otra fórmula que permite conseguir un sustancioso ahorro es la de alquilar en lugar de comprar. La situación más clara es la del vestido de novia. Esta prenda que normalmente tiene un sólo uso y cuyo precio es elevado, se puede alquilar y reducir de esta forma un importante capítulo de gasto en la celebración de un enlace matrimonial. La tienda Innovias alquila trajes de novia por precios que oscilan entre los 250 y los 500 euros e incluyen el arreglo para adaptarse a las medidas de la novia.

Coches baratos y ahorro en el mantenimiento

Con la llegada de la crisis se ha incrementado la venta de coches de segunda mano, al tiempo que disminuía la de los vehículos nuevos. Para quién decida comprar su primer coche o sustituir el actual la página web Autoscout24 ofrece una amplia gama de coches de segunda mano a precios muy asequibles. Para los más exigentes el concesionario AutoMaser dispone de coches de lujo a precios sustancialmente rebajados.

Si la compra de un coche es un capítulo importante de gasto, su mantenimiento no se queda atrás. La entrada de un coche en el taller genera siempre una factura por un importe elevado. Los manitas, e incluso los que necesiten ayuda, pueden alquilar boxes totalmente equipados donde es posible realizar cualquier revisión o reparación de un coche. Si se precisa ayuda la empresa facilita mecánicos que asesoran en los trabajos a realizar. Este tipo de servicios se pueden encontrar en Clever Car Repair que dispone de instalaciones en el Polígono Industrial Santa Rosa de Alcalá de Henares.

Cine gratis y peluquería barata

Para terminar, el más barato todavía. Si no nos importa ver películas estrenadas hace tiempo, pero de indudable calidad, la Academia de Cine ofrece la posibilidad de ver gratis películas de cine español clásico. Para ello basta con mirar la cartelera y acudir tres cuartos de hora antes de que se inicie la proyección.

Las peluquerías, especialmente las de mujeres, suponen un importante gasto. Pues bien la Academia Siglo XXI ubicada en la calle Ferrocarril tiene una atractiva oferta: las alumnas peinan y la profesora retoca y según el día de la semana y el tipo de corte de pelo, es posible hacerlo por tan sólo 2,90 euros. Sin duda un considerable ahorro respecto de los costes habituales de cualquier peluquería.