La enfermedades que afectan a los huesos y las articulaciones disminuyen la calidad de vida de las personas que las padecen. Según la Sociedad Española de Reumatología el dolor de huesos afecta más a mujeres que a hombres. Por suerte, los últimos avances en medicina están cada vez más cerca de conseguir tratamientos y terapias para combatir la enfermedad e incluso prevenirla, estando en el camino de aliviar definitivamente el dolor de huesos.

Osteoporosis. Cuando el hueso se destruye

En España, de los tres millones de personas que sufren osteoporosis, dos millones y medio son mujeres. La enfermedad se presenta fundamentalmente a partir de los cincuenta años, debido a la disminución de la densidad ósea como consecuencia del descenso de la cantidad de estrógenos. Por eso las mujeres, con la llegada de la menopausia, tienen un 40% más de riego de sufrir fracturas y por tanto de sufrir osteoporosis.

Los beneficios del aceite: un equipo de investigadores ha demostrado que la oleuropeina que se encuentra en el aceite de oliva virgen y en las aceitunas facilita la formación de osteoblastos (células que forman el hueso). El consumo de oleuropeina podría compensar la pérdida de masa ósea que se asocia con la osteoporosis.

Mantener los riñones sanos: el buen funcionamiento de los riñones se relaciona con la densidad ósea. Según un estudio de la Universidad de Toronto (Canadá) un mal funcionamiento de la función renal puede afectar a la calidad de los huesos con el correspondiente aumento del riesgo de fracturas, por lo que es muy importante detectar prontamente cualquier mal funcionamiento de los riñones y prevenir así complicaciones.

Tratamientos: solo el 30% de los afectados de osteoporosis cumple fielmente con el tratamiento que le ha sido prescrito por el médico, suponiendo esto un grave problema, ya que la osteoporosis es considerada una enfermedad crónica. Debido a esta circunstancia han aparecido en el mercado una serie de fármacos que se toman una sola vez al mes.

La terapia biológica: las investigaciones actuales se están centrando en encontrar medicamentos que "fabriquen" hueso. Una investigación llevada a cabo por la Universidad de Columbia de Nueva York (EE.UU.) demuestra que los medicamentos bloquean la serotonina favorecen la formación de hueso.

Artrosis. Desgaste de tejidos

La mitad de las mujeres de cincuenta años padece artrosis (desgaste del cartílago articular) sufriendo dolor de huesos en manos, pies y rodillas.

Adelantarse a los síntomas: cuando el dolor de huesos es agudo, los fármacos son poco eficaces. Por eso se trabaja orientando la investigación hacia el objeto de encontrar los marcadores genéticos que predisponen a padecer artrosis. De esta manera, se podría diagnosticar al principio de la enfermedad, siendo por tanto el tratamiento mucho más eficaz.

Cuidado con los tacones: aunque no está demostrada su relación con la artrosis, se sabe que cuanto más alto sea el tacón más lento es el andar y los pasos más cortos, lo que favorece el deterioro de las articulaciones y la artrosis de rodilla.

Artritis. Inflamación severa

La proporción de mujeres respecto a los hombres que padecen artritis es de 3 a 1. Además, según un estudio realizado, las mujeres con artritis reumatoide sufren mucho más dolor y cansancio que los hombres afectados.

Para combatir la artritis se está estudiando:

  1. La implicación de las plaquetas. Estudios de la Universidad de Harvard han descubierto que la glicoproteína VI (sustancia que forma parte de las plaquetas) favorece la aparición de artritis por lo que se está investigando para la obtención de fármacos que bloqueen la acción de esta proteína.
  2. El poder de la electroacupuntura. Se ha probado que una sesión de esta técnica durante diez días, calma los síntomas.
  3. La eficacia del incienso indio. En extracto de esta planta antiinflamatoria usada en el ayurveda desde hace miles de años puede aliviar el dolor en solo siete días según un estudio de la Universidad de California.