El Consejo de Ministros aprobó ayer nuevas medidas para hacer frente a la crisis en España que afectarán prácticamente a todos los sectores del país, desde funcionarios a parados pasando por los propios consumidores, es decir, toda la población. Los autónomos tampoco estarán libres y algunas medidas afectarán directamente a su actividad.

El IVA sube del 18 al 21% a partir de septiembre 2012

Una de las primeras medidas que afectará a los autónomos será el incremento del IVA. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha anunciado dos subidas: una para el tipo normal, que pasará del 18 al 21 por ciento y otro para el reducido, que será del 8 al 10 por ciento.

Además, muchas de las actividades que antes estaban incluidas dentro del tipo reducido pasarán al tipo normal, por lo que el incremento para ellos será mucho mayor. Esto afectará a actividades como las peluquerías o los artistas, aunque no a la hostelería, la cesta de la compra o los transportes.

Incrementos en el IRPF para autónomos

Algo que Mariano Rajoy no anunció en su comparecencia del miércoles y que se desveló en el Consejo de Ministros de ayer es que el IRPF también subirá para los autónomos, del 15 al 21 por ciento. La medida entrará en vigor a partir de agosto y estará vigente hasta finales de 2013.

Así las nuevas medidas suponen un incremento acumulado medio de diez puntos en la carga impositiva de los autónomos, a los que se suman las cotizaciones a la Seguridad Social. Los autónomos cuyo IVA pase del tipo reducido al normal tendrán un aumento de hasta 20 puntos porcentuales.

Reacciones a las nuevas medidas para trabajadores autónomos

La Federación de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) ha emitido un comunicado en su página web en el que considera "necesarias e irremediables, aunque dolorosas para los autónomos" las medidas adoptadas por el gobierno. Han valorado además positivamente los nuevos horarios comerciales. "Se han logrado más días de apertura para el consumidor pero también un modelo sostenible para el pequeño comercio frente a los que exigían libertad total de horarios", aseguran en el comunicado.

Por su parte, la Unión de Asociaciones de Trabajadores Autónomos y Emprendedores considera que las nuevas medidas ponen a los autónomos "al límite". "La subida del IVA del 16% al 21% en tan solo dos años, unido a el aumento de la retención a cuenta del IRPF del 15% al 21%, junto con el hecho de tener que adelantar el pago del IVA a hacienda sin haber cobrado las facturas, y en un marco de grave crisis económica como el que atravesamos supondrá para muchos autónomos el fin en la esperanza de recuperación, y la señal de su cierre", aseguran en un comunicado.

La nueva Ley del Emprendedor se retrasa. El IVA se seguirá pagando por adelantado

Una de las medidas más anunciadas durante los primeros meses de mandato de Rajoy fue la Ley del Emprendedor. Según el anteproyecto de la ley, el emprendedor será "“aquella persona que está iniciando una actividad económica, a la que se suman las empresas constituidas o los trabajadores autónomos que lleven operando menos de dos años”. Pero tras las medidas anunciadas, ni Rajoy ni su gabinete han aclarado de momento si la ley, que también preveía cambios en la imposición, sigue en pie ni cuándo será aprobada.

Uno de los principales puntos de esta ley era la reforma del pago del IVA, para que se pagara a Hacienda una vez cobrada la factura. Sin embargo, el gabinete está intentando forzar una mayor recaudación a través del IVA, por lo que la ley puede retrasarse de forma indefinida.

Rajoy anunció además el pasado miércoles que se iban a eliminar casi todas las bonificaciones a la contratación, incentivo que había prometido para los autónomos en la Ley del Emprendedor. En concreto, el gobierno anunció que los autónomos podrían desgravarse 3.000 euros al contratar a su primer empleado. Esta medida también queda en el aire.

Otro de los objetivos de la ley era reducir la burocracia, ya que en España se necesitan de media diez trámites y 47 días para abrir un negocio, muy por encima de la media de países de la OCDE.

Leer también: