En todo el mundo, el pollo es un alimento que figura entre los preferidos por mucha gente y hay numerosas recetas para hacer comidas que lo tienen como principal ingrediente. Para obtener el mejor resultado, es muy importante que sea de la mejor calidad y si es posible orgánico o de campo. Teniendo en cuenta este detalle, además de garantizar un mejor sabor al plato que se prepare, se tendrá la seguridad de comer un producto que aportará los nutrientes necesarios.

Recetas muy ricas y completas, calculadas para dos personas:

Pollo en paquete con hierbas aromáticas

Ingredientes:

  • 2 pechugas de pollo o 2 cuartos traseros (sin piel).
  • 2 hojas de laurel.
  • 2 ramitas de romero.
  • 2 dientes de ajo.
  • 2 cebollas pequeñas.
  • 1 limón grande.
  • Orégano, aceite de oliva, sal y pimienta a gusto.
Preparación:

Cortar dos trozos de papel de aluminio del tamaño que permita envolver cómodamente las piezas.

Cortar las cebollas en rodajas finas, salarlas y ponerlas sobre cada papel, además agregar un diente de ajo entero, una hoja de laurel y una ramita de romero.

Lavar y secar las partes elegidas del pollo y agregarles sal y pimienta. Ponerlas sobre la preparación anterior, añadir sobre ellas el orégano y rociarlas con aceite de oliva y limón. Hacer un paquete con cada una y ponerlas a cocinar en el horno, a temperatura mediana, durante 30 minutos.

Se pueden acompañar con papas hervidas, aderezadas con sal, pimienta y aceite de oliva, arroz blanco o puré de papas.

Pueden servirse de dos maneras: presentando un paquete en cada plato que es abierto por cada comensal en el momento de empezar a comer y en otro el acompañamiento escogido o poner en una fuente las piezas cortadas, bañadas con el jugo de cocción y acompañadas de la guarnición elegida.

Pechugas de pollo rellenas

Ingredientes:

  • 2 pechugas de pollo.
  • 150 gramos de panceta ahumada.
  • 2 cebollas chicas.
  • 2 tallos de apio.
  • 2 puerros.
  • 50 gramos de manteca.
  • 250cc de vino blanco.
  • 1/2 taza de pulpa de tomate.
  • Hierbas aromáticas un ramito (laurel, orégano y salvia).
  • 1/2 taza de caldo de ave.
  • Sal, pimienta y aceite de oliva.
Preparación:

Poner una sartén al fuego y en ella cocinar rápidamente la panceta, sacarla y ponerla en un papel absorbente y luego picarla.

Abrir las pechugas de manera que permitan ponerle la preparación anterior, cerrarla con palillos, ponerles sal y pimienta de ambos lados y dejar sobre un plato.

Picar las cebollas, el puerro y el apio y rehogar todo en una cacerola donde se agregó la manteca y un poco de aceite de oliva, agregar las pechugas y cuando cambien de color verter sobre ellas el vino y cocinar unos minutos, a continuación agregar el tomate, el caldo, el ramito de hierbas y completar la cocción durante 30 minutos más, dando vuelta las pechugas, cada tanto, para que tomen todo el sabor.

Presentarlas cubiertas con la salsa y acompañarlas con arroz blanco o papas al natural

Pechugas de pollo envueltas en hojaldre

Ingredientes:

  • 2 pechugas.
  • 100 gramos de jamón cocido.
  • 1/2 kilogramo de espinaca.
  • 2 cucharadas de queso rallado.
  • 50 gramos de manteca.
  • 1 cebolla.
  • 250cc de vino blanco seco.
  • Masa de hojaldre (puede ser comprada, la que se usa para hacer tartas saladas).
Preparación

Poner sal y pimienta a las pechugas y colocarlas sobre una asadera, encima agregarle la manteca cortada en trocitos, rociarlas con el vino blanco, taparlas con papel aluminio y colocarlas en horno moderado durante 20 minutos. Retirar y dejar enfriar.

Cocinar las espinacas, escurrirlas y picarlas, también picar la cebolla y el jamón cocido.

Luego, en una sartén saltear las cebollas en un fondo de aceite de oliva junto con el jamón cocido y la espinaca escurrida alrededor de diez minutos, luego poner esta preparación en un recipiente, agregarle un poco de sal y pimienta, mezclar con el queso rallado y dejar enfriar.

Cortar dos pedazos de masa de hojaldre de una medida que permita envolver las pechugas. Distribuir sobre ellos la preparación de la cebolla, la espinaca, el jamón cocido y el queso rallado y encima las pechugas, dejando un espacio en los bordes para poder cerrar, como si fuera una empanada.

Poner los paquetes sobre una asadera pincelada con manteca, pintarlos con huevo batido y cocinarlas en horno moderado hasta que se doren.

Servir enseguida, pueden ser acompañadas, si se desea, con alguna ensalada de hojas verdes.

Las tres recetas son muy agradables a la vista, el paladar y el olfato. Visten de fiesta cualquier mesa sin gastar mucho dinero.