El pasado 10 de enero se pousieron en marcha las reformas a la ley general de salud para tomar medidas ante el alarmante crecimiento de niños con problemas de sobrepeso en las escuelas de nivel básico.

Población infantil con sobrepeso

Datos de la Secretaría de Salud en México, indican de forma preocupante la cifra de 4 millones de casos de sobrepeso en niños de entre 5 y 11 años que se encuentran en etapa escolar de nivel básico en todo el país. Debido a la falta de adecuada actividad física, una cultura de alimentación deficiente y el constante bombardeo publicitario de supuestos alimentos que no aportan ningún nutriente y sí muchas calorías, el gobierno federal toma acciones para contrarrestar este problema de salud.

Una ley anti chatarra

El Acuerdo Nacional para la Salud Alimentaria establece la forma en cómo se venderán alimentos y bebidas en las escuelas y establece la estrategia para combatir el sobrepeso y la obesidad, para ello trabajaron en conjunto con la Secretaría de Educación Pública, el Gobierno Federal y otras 15 dependencias y organismos.

La ley General de Salud dice en sus artículos 65 y 66:

"Artículo 65.- Las autoridades sanitarias, educativas y laborales, en sus respectivos ámbitos de competencia, apoyarán y fomentarán:

  • I. Los programas para padres destinados a promover la atención materno-infantil;
  • II. Las actividades recreativas, de esparcimiento y culturales destinadas a fortalecer el núcleo familiar y promover la salud física y mental de sus integrantes;
  • III. La vigilancia de actividades ocupacionales que puedan poner en peligro la salud física y mental de los menores y de las mujeres embarazadas, y
  • IV. Acciones relacionadas con educación básica, alfabetización de adultos, accesos al agua potable y medios sanitarios de eliminación de excreta.
Artículo 66.- En materia de higiene escolar, corresponde a las autoridades sanitarias establecer las normas oficiales mexicanas para proteger la salud del educando y de la comunidad escolar. Las autoridades educativas y sanitarias se coordinarán para la aplicación de las mismas. La prestación de servicios de salud a los escolares se efectuará de conformidad con las bases de coordinación que se establezcan entre las autoridades sanitarias y educativas competentes".

La prioridad es comer sano

De acuerdo a la convocatoria del presidente de México, Felipe Calderón Hinojosa, se establecen 10 puntos prioritarios:

  1. Fomentar la actividad física
  2. Aumentar la disponibilidad de agua simple potable
  3. Disminuir el consumo de azúcar y grasas en bebidas
  4. Incrementar el consumo diario de frutas y verduras, leguminosas, cereales de granos enteros y fibra en la dieta
  5. Etiquetado útil, de fácil comprensión y del fomento del alfabetismo en nutrición y salud
  6. Lactancia materna exclusiva
  7. Disminuir el consumo de azúcares y otros edulcorantes calóricos
  8. Disminuir el consumo diario de grasas saturadas en la dieta y reducir al mínimo las grasas trans
  9. Control de tamaños de porción recomendables en la preparación casera de alimentos y en alimentos procesados
  10. Disminuir el consumo diario de sodio
Para llevar a cabo los objetivos definidos, se pretende establecer comités formados por padres de familia, directores, maestros y jefes de zona que se encargarán de supervisar la venta de alimentos y bebidas en las cooperativas al interior de las escuelas y cuidar que lo alimentos que se vendan cumplan con el aporte calórico fijado en 140 calorías por ración para cada uno de los 397 alimentos autorizados.

El reto es establecer una cultura de salud alimentaria

Aunque las autoridades y gobierno planeen, ejecuten y sancionen, la responsabilidad de los padres constituye la mayor acción en beneficio de la salud de los hijos, para que funcione se deberá concientizar que los tiempos exigen cambios radicales; el educarse en nutrición es en buena medida una forma de coadyuvar a este serio problema de salud nacional que representa un enorme gasto social, además de las terribles consecuencias que trae consigo el sobrepeso, como la diabetes, la hipertensión e infartos.

Fomentar hábitos saludables para evitar población infantil con sobrepeso

  • Promoción y educación para la salud.
  • Fomento de la actividad física regular.
  • Acceso y disponibilidad de alimentos y bebidas saludables en las escuelas.
"El sobrepeso y la obesidad son responsabilidad de todos" es el eslogan de la campaña gubernamental, que pretende hacer partícipes a todos los mexicanos para lograr una mejor calidad de vida para toda la población.