Pasaron ya mas de dos años desde aquella trágica mañana del domingo 24 de enero de 2010, en la cual el boxeador Jorge Rodrigo Barrios chocó con su camioneta BMW X5 en la intersección de la Avenida Independencia y Ayacucho, en pleno centro de la ciudad balnearia de Mar del Plata, que en esa época del año suele encontrarse superpoblada, ocasionando que otro vehículo arrollara a Yamila González, una joven de 20 años embarazada, que terminó perdiendo la vida.

Pasadas las 10 de la mañana del día de hoy comenzó el enjuiciamiento a Barrios, en el Tribunal Oral número 3 de Mar del Plata. El acusado se hizo presente instantes antes del inicio del mismo, y evitó hacer declaraciones ante los medios de prensa presentes en el lugar.

Los delitos de los que se le acusan son el de "homicidio simple con dolo eventual en concurso por lesiones", que podría otorgarle una pena máxima de 25 años de prisión, y el de "homicidio culposo y lesiones", cuyo castigo podría alcanzar los cinco años tras las rejas. En relación a ésto, la abogada defensora, la Doctora Carla Auad, adelantó que pedirá la absolución del deportista y la desestimación de la primera de las dos acusaciones anteriormente señaladas.

Por su parte, Graciela Morales, madre de la víctima, fue dura en sus declaraciones contra el pugilista, manifestando que es el único culpable por la muerte de su hija y que, al tratarse de una figura pública, el fallo debería ser ejemplificador. Además, reveló que "ni él, ni ningún miembro de su familia jamás intentó un acercamiento con ellos, ni siquiera telefónicamente".

Es sabido que "La Hiena" había estado presente en una fiesta privada la noche previa al accidente que provocó el deceso de González, de la cual habían formado parte también varios integrantes de la farándula argentina, siendo la ciudad feliz un lugar muy concurrido por éstos en la temporada de verano. Quizá también por esto el caso ha tomado una repercusión un tanto frívola, siendo tema de debate en los programas habitualmente dedicados al mundo del espectáculo.

Las sospechas se basan en que el boxeador se fugó del lugar de los hechos una vez consumado el acto, y se entregó horas mas tarde en una comisaría, dejando lugar a la duda de si se encontraba bajo los efectos del alcohol o de alguna otra sustancia tóxica. Lo cierto es que lo único que se pudo comprobar es que había consumido una importante cantidad de agua, probablemente para eliminar las sobras etílicas en su cuerpo, además de hallarse restos de fármacos, de los que el acusado explicó haberlos consumido bajo prescripción médica.

Barrios, un boxeador que supo alcanzar la gloria

Si bien el púgil ha dejado de aparecer en las portadas deportivas en los últimos años, para hacerlo en las policiales, nadie le quitará su época de gloria, en la que supo llegar a la cima, cuando se consagró campeón mundial superpluma de la WBO (World Boxing Organization), en abril de 2005. Luego de dos óptimas defensas, fue despojado del título en julio de 2006, al no dar el peso en la previa de su pelea con el dominicano Joan Guzmán, en Las Vegas.

En total, Jorge Rodrigo Barrios participó en 53 peleas oficiales, de las cuales resultó victorioso en 47 (34 de ellas por knock-out), fue derrotado en otras cuatro, empató en una ocasión y no se presentó en la restante.