A 6 de noviembre de 2010, las bolas con los números 39, 47, 38, 3, 41 y 48 son las que más veces han salido del bombo de la Lotería Primitiva. Sin embargo, estos números más habituales no se corresponden por completo con la combinación ganadora más frecuente.

El retrato robot de la combinación ganadora más habitual consiste en 6 números que se reparten mayoritariamente en 4 decenas en el intervalo del 1 al 49: 2 en una decena, 2 en otra, 1 en una tercera y 1 más en una cuarta decena.

Además, los 6 números se dividen en 3 pares y 3 impares, y tienden a repartirse en dos bloques: 3 bolas salen con números entre el 1 y el 25, y las otras 3 bolas salen con números entre el 26 y el 49.

Un retrato robot nada excéntrico

Siguiendo con el retrato robot de la combinación ganadora más frecuente, habría que decir que muestra unos rasgos de lo más centrados. Los 6 números no son seguidos. Aún no ha habido ni un solo sorteo en el que hayan aparecido ni 6 ni 5 números seguidos. Desde el primer sorteo de la Lotería Primitiva hasta la fecha, sólo ha habido 11 sorteos en los que han aparecido 4 números seguidos.

Tan centrado es este retrato robot, que la suma más habitual de los 6 números oscila entre 140 y 149. Hasta la fecha sólo hay un sorteo en que la suma de los 6 números osciló entre 250 y 279.

Respecto a las decenas, la decena del 30 al 39, en primer lugar, y la decena del 40 al 49, en segundo lugar, son las más elegidas por los números de la combinación ganadora. La decena menos elegida por las bolas salidas del bombo es la que va del 1 al 9.

Probabilidades de ganar la Lotería Primitiva

Nadie es ajeno a la certeza de que para ganar el premio de primera categoría no basta con conocer las estadísticas. A la hora de la verdad, la suerte y el destino de cada persona parecen ser los elementos determinantes para acertar la combinación ganadora. Tanto es así, que sólo 1 combinación de cada casi 14 millones resulta ganadora del primer premio.

Respecto al segundo premio, es decir, para conseguir acertar 5 números más el complementario y, por tanto, obtener un premio que oscila entre varias decenas de miles y varios cientos de miles de euros, un apostador o una peña de apostadores necesitaría apostar más de 2.330.000 combinaciones distintas.

El premio de tercera categoría lo consigue una combinación de cada 54.201 combinaciones. Sólo 1 de cada 1.032 combinaciones resulta afortunada con el cuarto premio. En apariencia menos inalcanzable y siempre agraciado con 8 euros, está el premio de quinta categoría, logrado por 1 combinación de cada 57.

El Estado siempre gana

Jugando a la Lotería Primitiva se llega a la misma conclusión que jugando en un casino: la casa siempre gana. El Estado resulta ser el principal ganador de todos los sorteos de cualquier juego de azar perteneciente a las Loterías y Apuestas del Estado. De hecho, al contrario de lo que les ocurre a los que apuestan, es el Estado el que gana alrededor de 7, 8, 9 ó 10 millones de euros en cada sorteo.

Tomando como ejemplo el sorteo del jueves 14 de octubre de 2010, el Estado recaudó algo más de 17 millones de euros, mientras que el dinero destinado a premios no alcanzó los 9.400.000 euros. El día que más dinero se recaudó fue el 12 de mayo de 2001: más de 44.600.000 euros.

Desde el primer sorteo de la Lotería Primitiva, celebrado en tiempos de Carlos III, y desde su reaparición en 1985, el objetivo del Estado ha sido recaudar más sin recurrir a una subida de impuestos y con la promesa de una posible recompensa millonaria.

Cómo ganar premios que cortan la respiración

Aparte de encomendarse a la suerte, la única recomendación para aumentar las posibilidades de ganar un premio millonario es seguir algún tipo de estrategia para jugar, como la elección de números por filas y columnas.

Para tener una mayor certeza sobre qué se debe hacer para ganar, habría que preguntar a quien ganó casi 25 millones en el sorteo del 20 de octubre de 2005 o a quien, otro 20 de octubre pero de 2001, se embolsó más de 19 millones y medio de euros, pues son los dos acertantes que a día de hoy han ganado los mayores premios de la Lotería Primitiva. Seguramente, la respuesta en ambos casos incluiría la mágica palabra suerte.