La flacidez empieza a hacer aparición medida que envejecemos. A veces se da prematuramente, por causas de cansancio extremo, alimentación inadecuada, cambios bruscos de peso o el proceso de envejecimiento.

En la flacidez se conjugan dos circunstancias: falta de tono de los músculos faciales y pérdida de elasticidad de la piel, debido principalmente a carencias de nutrición e hidratación de la misma.

Claves para combatirla

En los ejercicios faciales tendremos un gran aliado a la hora de combatir la flacidez facial, con estos sencillos ejercicios, los músculos del rostro se ejercitarán y siendo constante, la piel se verá en poco tiempo rejuvenecida.

  • Combatir bolsas de los ojos. Colocar las yemas de los dedos índice y pulgar en el extremo de los ojos. Sujetar esta zona, y abrir y cerrar los párpados haciendo esfuerzos para vencer la resistencia. Repetir el ejercicio 20 veces con descansos de 3 minutos.
  • Combatir la flacidez de las mejillas. Tensar los labios colocándolos en forma de O. Contar hasta 5, a continuación relajar la zona unos 5 minutos y volver a repetir el ejercicio 5 veces.
  • Contra las arrugas de los labios.Fruncir la boca al máximo, manteniendo los labios cerrados, simulando un beso. Relajar 5 minutos. Repetir el ejercicio 10 veces.
Estos ejercicios faciales deben hacerse cada día y dedicarle unos 10 minutos, con ellos se aportará una correcta circulación a la piel, aumentando el aporte de oxígeno celular y muscular.

Consejos extra para decir adiós a la flacidez facial

  1. Hidratación. Es vital beber al menos 2 litros diarios de agua y tomar alimentos ricos en antioxidantes (A,C,E), que protegerán el colágeno y favorecerán su correcta formación y regeneración.
  2. Utilizar cremas que contengan ácido hialurónico y algas: la piel ganará en tersura y firmeza. Las algas, además, contienen vitaminas, minerales y proteínas que regeneran y estimulan la formación de nuestro propio colágeno.
  3. Aplícar una mascarilla semanal. Es aconsejable que entre sus ingredientes contenga cafeína, que además de tensar, favorece la hidratación. Existen mascarillas de acción rápida, que actúan en solo 3-4 minutos.
  4. Tomar suplementos de ácido sicílico, ayudan a combatir la flacidez desde el interior, se deben de tomar dos cucharadas soperas diarias disueltas en un poco de agua, al menos durante tres meses. También es recomendable utilizar alguna crema que contenga este ingrediente.
  5. Tomar un suplemento de ácido hialurónico. Ayuda a reafirmar la piel y a que esta tenga más densidad.
  6. Aplicar frío en la piel. Aplicarse diariamente un cubito de hielo por la piel del rostro, preferentemente por las mañanas, a continuación aplicarse un serum reafirmante seguido de la crema habitual.
La flacidez se puede combatir y mejorar, siendo constante y dedicando un tiempo a la piel y su cuidado. Los resultados merecen la pena, el rostro se verá sorprendentemente rejuvenecido.