Enseñar a los niños una segunda lengua desde que son pequeños es probablemente la mejor opción para que puedan adquirirla con naturalidad y sin mayores dificultades. Si la intención es que aprendan inglés, es importante comenzar por enseñarles a designar los elementos de su entorno inmediato. Los colores son una de las características más inmediatas y perceptibles de los objetos del ambiente en el que los pequeños se desenvuelven. Por tanto, enseñarles a designar los colores en inglés a partir de los objetos de su entorno es una excelente opción para que puedan memorizarlos e incorporarlos a su vocabulario.

Colores en inglés: básicos

Los colores que más se utilizan en español, y su respectiva traducción al inglés, son los siguientes:

  • Amarillo: yellow
  • Azul: blue
  • Blanco: white
  • Celeste: light blue o sky blue
  • Gris: gray (inglés estadounidense) o grey (inglés británico).
  • Naranja: orange
  • Negro: black
  • Marrón: brown
  • Rojo: red
  • Rosa: pink
  • Verde: green

Otros colores en inglés para aprender vocabulario

Los colores listados anteriormente son los más utilizados y los de uso más frecuente por parte de los pequeños en sus actividades diarias. No obstante, con el tiempo se puede ir enriqueciendo ese listado de colores en inglés con algunas otras variantes que ayudan a designar nuevos matices de colores. Algunos de ellos son:

  • Azul Marino: navy blue
  • Dorado: gold
  • Fucsia: fuchsia
  • Gris perla: pearl-gray
  • Lavanda: lavender
  • Magenta: magenta
  • Morado: purple
  • Negro azabache: jet-black
  • Plateado: silver
  • Salmón: salmon
  • Turquesa: turquoise
  • Verde oscuro: dark green
  • Verde claro: light green
  • Verde limón: lime-green
  • Violeta: violet

Cómo aprender vocabulario en inglés

A partir del vocabulario aprendido, se pueden realizar algunas actividades sencillas con los más pequeños para enseñarles a memorizarlos, entre ellas:

  • Utilizar una cartulina o papel grande para pintar con los colores y sus nombres en inglés.
  • Colocarle etiquetas con los nombres en inglés a los lápices para la escuela, de forma tal que estén en contacto permanente con las nuevas palabras.
  • Utilizar libros para colorear: esta es una de las actividades favoritas de los más pequeños que se puede aprovechar para combinar la actividad de pintar con la designación de los colores en inglés.
Estas son solo algunas ideas para ayudar a los pequeños a comenzar a recordar las palabras en inglés que van aprendiendo. Es posible pensar en otras múltiples actividades, siempre que se tenga en cuenta que lo ideal es trabajar a través de listas de palabras relacionadas, como por ejemplo vegetales y frutas, partes del cuerpo o útiles escolares.