Colombia fue elegida en octubre miembro del Consejo de Seguridad de la ONU durante el período 2011-2012. El puesto que ocupará desde enero es el destinado a Latinoamérica y por el cual estaba luchando desde 2007, en la mitad del segundo mandato de Uribe, cuando las relaciones con Venezuela vivían su peor momento.

Colombia, miembro fundador de la ONU, deberá tomar posición en temas delicados

Miembro fundador de la ONU, Colombia se ha caracterizado en buena parte de los 200 años de vida republicana por ser un Estado respetuoso del derecho internacional, pero no por ser líder en el ámbito internacional. En cuanto al Consejo de Seguridad, ha conseguido un puesto en este organismo en promedio cada década, más que Argentina (seis veces) y tanto como Brasil (siete veces) posible miembro permanente.

En el Consejo de Seguridad, creado para mantener la paz y la seguridad internacional, Colombia se verá obligada a tomar posición en temas complicados que no están en su agenda. Además no se sabe en qué temas podría tomar la iniciativa.

Primera participación de Colombia en el Consejo de Seguridad

La primera participación fue en 1947. Los miembros no permanentes tienen derecho al voto, pero no poder de veto. Los cinco permanentes con poder de veto son Estados Unidos, Francia, China, Rusia y Gran Bretaña. Al respecto Colombia había defendido el equilibrio de poderes en el organismo desde la conferencia de San Francisco.

En este período, tuvo que tomar posición en temas relacionados con la descolonización, como el caso de Holanda en Indonesia. Se creaba el estado de Israel, y la situación palestina ya se discutía. De igual forma, se amenazaba la paz o se vivían conflictos en Suráfrica, Grecia, India, y en Los Balcanes.

Participación de Colombia durante la Guerra Fría

Su segunda participación fue en el período 1953-1954, época del armisticio de Corea. Repitió en el 57 y regresó en los 60 para el período 69-70. El siguiente período, el de los 80, vale la pena examinarlo.

En 1989 presentó el proyecto de resolución para el retiro de las tropas de Estados Unidos de Panamá, por el suceso Noriega. El proyecto por supuesto fue vetado, teniendo en cuenta que Estados Unidos y sus aliados europeos tienen dicho poder en el consejo como miembros permanentes. También estuvo en contra del envío de tropas a Irak por su invasión a Kuwait.

La última participación de Colombia en la ONU: guerra contra el terrorismo

En el 2002, como presidente del Consejo, el país respetuoso del derecho internacional, no solo le dio esta vez el sí a atacar a Irak, también le dio a Estados Unidos la información que le había entregado los investigadores de las armas de destrucción masiva en Irak. En menos de 10 años, la guerra contra el terrorismo había cambiado la posición colombiana. La diferencia es que en 2002 pocos apoyaban la idea de Estados Unidos.

Aunque por casi un siglo, la política exterior colombiana se ha denominado réspice polum (mirar hacia el polo), su respeto por el derecho internacional le permitía mantenerse al margen de algunas posiciones de Estados Unidos. Ni siquiera la lucha antidrogas socavó esta posición.

Será interesante observar la participación de Colombia en el próximo período, porque a pesar de que la candidatura la presentó el Gobierno Uribe en el mandato de Bush republicano, ahora Santos ha dado un viraje a la política exterior, y quien gobierna en la Casa Blanca es Obama demócrata.