Algunos medicamentos que se toman contra el colesterol alto pueden aumentar el riesgo de desarrollar el diabetes tipo 2, de acuerdo con investigadores de Canadá. El estudio del British Medical Journal fue difundido ayer.

La investigación releva 1,5 millones de personas y sugiere que las estatinas potentes podrían aumentar el riesgo de contraer diabetes en un 22% en comparación con los fármacos más débiles.

De todas formas los expertos dijeron que los beneficios de las estatinas aún superan los riesgos.

Función de las estatinas

Las estatinas son un grupo de medicamentos comúnmente recetados que disminuyen los niveles de colesterol malo en la sangre. Esto reduce las posibilidades de un padecer enfermedades cardiovasculares, un ataque al corazón o un derrame cerebral.

Las estatinas impiden que se genere colesterol en el hígado y hacen descender estos niveles de un 20% hasta un 40%. Este bloqueo funciona en una enzima fundamental del proceso de producción de colesterol LDL (malo). El colesterol es una sustancia natural que produce el hígado y cuando se genera adecuadamente no implica un trastorno; pero en oportunidades se produce mucha cantidad de colesterol y es cuando se recetan las estatinas, que bloquean esa enzima relacionada con a la producción de colesterol. Las estatinas no solo hacen bajar el colesterol malo (LDL) sino que pueden incrementar el colesterol bueno (HDL).

El estudio sobre las estatinas y su incidencia en la diabetes

Todos los medicamentos tienen efectos secundarios, pero un equipo de investigadores de los hospitales de Toronto relevó el problema de algunas estatinas, desde que se había generado una controversia sobre el riesgo de la diabetes con algunas de las diferentes versiones de ese grupo de medicamentos.

Se analizaron los registros médicos de los 1,5 millones de personas mayores de 66 años de edad, comparando la incidencia de la diabetes entre las personas que toman diferentes estatinas.

El informe dijo: "Hemos encontrado que los pacientes tratados con atorvastatina, rosuvastatina o simvastatina estaban en mayor riesgo de aparición de la diabetes en comparación con aquellos tratados con pravastatina.” Y añade: "Los médicos deben considera este riesgo cuando están contemplando la posibilidad de tratamiento con estatinas en pacientes individuales” y "La utilización preferente de la pravastatina podría estar justificada."

Comentarios de los especialistas sobre el estudio de las estatinas

Comentando sobre el estudio, el Profesor Risto Huupponen y el profesor Jorma Viikari, de la Universidad de Turku, en Finlandia, dijeron: "El beneficio general de las estatinas todavía supera claramente el riesgo potencial de la diabetes."

Sin embargo, añadieron que las distintas estatinas deben dirigirse a los pacientes adecuados: "Las estatinas más potentes, al menos en dosis más altas, deben ser reservadas preferentemente para pacientes que no responden al tratamiento de baja potencia y que tienen un alto riesgo total de enfermedad cardiovascular."

Por su parte, Maureen Talbot, de la Fundación Británica del Corazón, dijo: "Las estatinas son tomadas de manera segura por millones de personas en el Reino Unido y protegen a las personas con alto riesgo de desarrollar la enfermedad coronaria. Aunque este estudio sugiere un aumento del riesgo de las personas mayores a desarrollar diabetes al tomar ciertas estatinas, otros factores de riesgo como el sobrepeso, los antecedentes familiares y la etnia, pueden estar más relacionados que los efectos de esos medicamentos.”

Consulta al médico

Todos los medicamentos tienen beneficios y riesgos, y tienen advertencias, contraindicaciones y efectos secundarios adversos, por lo que de generar dudas, se debe consultar con el médico de cabecera.

Fuente: BBC