¿Cuántas veces ha escuchado o pronunciado la palabra cóctel? ¿Sabía usted que es una palabra de origen mexicano? Esta es la historia.

Durante siglos llegaron al puerto mexicano de Campeche -localizado en la Península de Yucatán- enormes barcos ingleses que trasladaban maderas preciosas de la región al Viejo Continente. Las altas temperaturas, el ardiente sol y la vegetación invitaban sin duda a oficiales y tripulación a bajar a tierra para apagar la sed en las tabernas de la población costeña. Acostumbraban bebidas refrescantes que mezclaban con algún licor fuerte como el ron.

Cocktail o cola de gallo

Se cuenta que en una de las típicas tabernas del lugar, el cantinero revolvía las bebidas utilizando unas raíces largas, delgadas y finas de una planta que los nativos llamaban “cola de gallo”. Uno de los asistentes preguntó con curiosidad por qué lo hacía, a lo cual el cantinero respondió que utilizando “colas de gallo” las bebidas se mezclaban perfectamente, evitando el mal sabor que dejaba la cuchara de metal.

Muy pronto, los marineros popularizaron el nombre cocktail(en inglés cola de gallo) en todos los puertos que visitaban.

Otro término conocido casi en todo el mundo utilizado para referir bebidas mezcladas con dos o más ingredientes es la palabra campechano.

Qué tipo de coctel ofrecer

Los cócteles servidos antes de las comidas, como aperitivos, no deben ser dulces. Su finalidad es estimular el apetito, mientras que el exceso de azúcar lo inhibe. Las bebidas “secas” o ligeramente picantes son ideales para preparar el ánimo y el estómago de los comensales ante un buen banquete.

Para la sobremesa es recomendable ofrecer un coñac, brandy o alguna crema, tradicionales para tales ocasiones. En muchos sitios es costumbre servir bebidas preparadas con café y algún licor, o bien mezclas de varios licores. Dichas bebidas pueden ser frías o calientes.

Los ponches son bebidas propias para las fiestas con muchos invitados. Están elaborados a base de jugos o refrescos con algún licor, y muchas veces, con frutas. Hay ponches fríos o calientes. Los ingredientes de estos últimos suelen ser sustancias ricas en calorías como el huevo, el chocolate, las frutas secas y la leche.

Las delicias del licor dulce

El licor dulce es comúnmente conocido como crema y es el resultado, en algunos casos, de la mezcla de yerbas aromáticas tratadas químicamente; otras ocasiones es resultado de la fermentación de una sola fruta o de una hierba. Cualquiera que sea su mezcla básica, siempre interviene definitivamente la cantidad de dulce que contiene.

Los licores dulces tienen su origen en la Edad Media, entre la apacible vida de los grandes monasterios. Los monjes, protegidos en la intimidad de sus austeros claustros, se dedicaban afanosamente al estudio de la alquimia para la elaboración de pócimas medicinales. Parece increíble, pero la mayor parte de los licores que hoy se degustan son el fruto de los exhaustivos experimentos de aquellos religiosos.

Tipos de licores

Imposible resultaría mencionar todos los licores que actualmente existen, sin embargo se puede considerar entre los más famosos el benedictine, elaborado por los monjes benedictinos desde el año 1500. Como todos los licores, se degusta preferentemente después de la comida. La fórmula de su preparación es uno de los grandes secretos debidamente resguardado por los monjes, sin embargo, se sabe que en la elaboración de benedictine se emplean más de veinte tipos de hierbas finas.

El amaretto, es un licor italiano que se distingue principalmente por su fuerte aroma de almendra. Hay distintas variedades de este preciado licor: el amaretto Di’Sarono, el amaretto Porto Fino, el amaretto de Capri y el amaretto del Vesubio.

Otro licor cuya fórmula es un verdadero enigma y se distingue por ser el más fuerte de los licores dulces, es sin duda el Chartreuse, elaborado desde hace más de 400 años por los monjes cartujos. Lo único que se sabe es que para su fabricación se emplean 130 variedades de hierbas finas. Este licor puede ser amarillo o verde.

Inagotable es la lista de licores dulces que reclaman su lugar en el gusto de comensales. Interesante es conocer la historia de su preferido. En tanto, disfrute con moderación cualquiera de ellos.

¡Salud!