En los años setenta, tanto Renfe como la Compañía Internacional de Coches Cama en España (CIWL), decidieron modernizar sus coches de viajeros.

Hasta esas fechas, los coches cama más importantes eran los de tipo "S", "LX" e "YF", un tipo de material excelente, de marcha muy suave y con un sistema de suspensión magnífico. Pero gran parte de este material ya era algo antiguo y escaso para la gran cantidad de trenes expresos nocturnos que realizaban servicios en la red española de entonces.

El modelo elegido fue el coche de tipo "T2" (serie 5400 en Renfe), una evolución de los estupendos coches de viajeros tipo "YF", pero con más plazas, con mejoras en la suspensión y más económico de construir y mantener.

Los coches de viajeros serie 5400 tipo T2 en España

Se trata de unos coches de estructura de acero muy resistente y bogies "Minden - Deutz", estos bogies en vez de tener grandes muelles, disponen de pequeños amortiguadores para que la marcha sea más suave.

El tipo "T2", fue ideado para un tipo de viajero de clase media y para muchos países europeos, por lo tanto, este vehículo no era tan lujoso como otros coches de la CIWL, pero disponía de más plazas y su calidad global estaba fuera de toda duda.

La Compañía Internacional de Coches Cama (CIWL) adquirió veinte unidades para sus servicios en España y Renfe compró cuarenta y cuatro unidades, creando así la serie 5400.

Se trata de una de las mejores series de coches de viajeros convencionales que han circulado por los ferrocarriles españoles, además de su calidad, su decoración exterior en color azul marino con franjas amarillas era soberbia.

Características técnicas de los coches de viajeros T2

  • Coches construidos: 20 (CIWL), 44 (Renfe)
  • Matriculación: CIWL: WL-5301/5320, Renfe: WL-5401/5445 (luego, desde 1990 WL.36x)
  • Constructores: MACOSA y CAF
  • Años de construcción: 1977 - 1980
  • Distancia entre topes: 26,40 m
  • Tara: 65 t
  • Velocidad máxima: 140 Km/h
  • Número de camas: 36 en 18 departamentos de 1/2 camas y 1 departamento de servicio
  • Tipo de bogies: Minden Deutz M-1
  • Tipo de frenos: KE - GP65

Servicios ferroviarios realizados en la red ferroviaria española

Estos coches de viajeros empezaron a realizar servicios a finales de los años setenta y principios de los años ochenta en los principales expresos nocturnos radiales.

Fueron sustituyendo poco a poco a los coches cama más antiguos y formaban largas composiciones de trenes de viajeros (a veces más de diez coches en total), junto con coches de la serie 8000.

Hacia el año 1985, Renfe decide modernizar los trenes nocturnos con coches de la serie 10000 y derivados, denominando a estos trenes "Estrella", una especie de tren expreso con aire acondicionado y mejores prestaciones donde los coches "T2" son añadidos.

En los años noventa desciende mucho el número de viajeros en trenes nocturnos, por ello, la Compañía Internacional de Coches Cama (CIWL), decide retirar de la circulación el 1 de enero de 1994 sus veinte coches cama. Esto pasa al no renovar esta compañía los acuerdos que tenía con Renfe para la explotación de estos vehículos en España.

A pesar de la decadencia de los trenes nocturnos, Renfe continua la explotación de sus coches de la serie 5400, y a principios de los años noventa decide cambiar su decoración exterior y realizar algunas mejoras, se sustituye el magnífico color azul marino original por un esquema de pintura blanco, azul y gris, color corporativo de "Renfe Largo Recorrido" (luego "Grandes líneas Renfe").

Llegando al año 2000, todos los coches estaban dados de alta, excepto el número 5.431 y realizaban los trenes "Estrella" desde Madrid a destinos como Ferrol, Bilbao, Santander, Cerbère, Granada, Almería y Algeciras.

Desde entonces, el número de trenes nocturnos no ha parado de descender en España, esto ha sido posible por la inauguración de líneas de alta velocidad y el aumento de trenes diurnos rápidos en general y también por la "antipatía" que Renfe tiene al material convencional, de hecho la empresa pública quiere eliminar por completo este tipo de material.

Desde 2005 solo unas pocas unidades recibieron la nueva decoración exterior de "Renfe Operadora" y el resto fueron retirados de la circulación paulatinamente.

Los coches cama T2 5400, un material excelente

En sus más de veinticinco años de servicio, estos coches de viajeros han demostrado su calidad mecánica y gran confort para el viajero. Aunque se trata de unos coches menos lujosos que otros, han sido muy útiles para Renfe y CIWL.

Desgraciadamente Renfe desde hace ya un tiempo quiere eliminar todo tipo de material convencional y sustituirlo por trenes autopropulsados, un gran error ya que en casi toda Europa los trenes nocturnos con coches de viajeros siguen de plena actualidad, una pena.