Es aquella época empezaba a funcionar la unidad de negocio (UN) de Regionales, una división de Renfe especializada en trayectos medios con muchas paradas.

Estos servicios estaban pensados para vertebrar capitales de provincia y pequeños núcleos de población, todos ellos normalmente en un radio de unos trescientos kilómetros.

La mayoría del parque móvil de Regionales, estaba formado por automotores diésel de las series 592 y 593, además de algunos TER y Ferrobuses, estos últimos eran muy pocos y en claro declive. En cuanto a la tracción eléctrica, las series 440 (luego 470) y las unidades “Suizas” eran las más habituales en un principio.

La UN de Regionales disponía de pocas unidades de tren, por ello tuvo que recurrir a coches de viajeros convencionales, se trata de las series 6200 (procedentes de la serie 5000 y 6000) y 16200 (procedentes de la serie 8000).

Los coches de viajeros 16200 de Renfe

A partir de marzo de 1991, cuarenta coches de la serie 8000 empiezan a ser transformados a la nueva serie 16200, los trabajos consistirían prácticamente en una reforma integral, los coches conservarían los bogies, caja y bastidor, pero los cambios fueron tan grandes que se puede decir que son coches completamente nuevos.

Estos coches eran de pasillo central, muy parecidos a los camellos de la serie 592, el exterior también tenía reformas, la caja fue desamiantada y saneada.

Es curioso, en un principio la totalidad de los coches iban destinados a servicios regionales, pero un súbito cambio de política en Renfe, hizo que la mayoría de estos coches pasaran a la UN de largo recorrido. Es su ultima época solo funcionaron ocho coches en la región gallega para reforzar los servicios realizados con los “Camellos” de la serie 593.

Los coches de viajeros de la UN de Regionales duraron muy poco, la serie 6200 unos pocos años, antes de darse de baja y los 16200 fueron transferidos paulatinamente a la UN de Largo Recorrido, para ello se sustituyeron los bogies “Minden Deutz” aptos para 120 Km/h, por otros del modelo GC-3, aptos para 160 Km/h, además cambiaron la decoración exterior en colores naranja y blanco por el azul y blanco corporativo de la nueva UN.

Como dato curioso, cabe reseñar que muchos de estos coches estuvieron dando servicio en el tren “Iberia”, entre Salamanca y Hendaya – Bilbao, y algunos de ellos se podían ver en color naranja y blanco con el logotipo de Largo Recorrido.

Características técnicas de los coches de la serie 16200

  • Transformados por: Talleres de Renfe en Malaga.
  • Nº de unidades: 40.
  • Tipo: B11tr (segunda, clase unica)
  • Distribución: Pasillo central.
  • Año de recepción: 1991- 1992.
  • Distancia entre topes: 26.400 mm entre topes.
  • Peso en servicio: 43t.
  • Velocidad máxima: 120Km/h (luego 160 Km/h)
  • Ancho de vía: Ancho ibérico 1.668 mm.
  • Sistemas de freno: KE-GP: G32, P 46
  • Bogies: Minden Deutz, luego GC3.
  • Número de plazas: 88 en origen.

Servicios ferroviarios realizados

Estos coches de viajeros, normalmente circulaban con locomotoras de la serie 319 y 269, sus zonas de actividad fueron Andalucía, Cataluña y Galicia, aunque también estuvieron en la zona de Salamanca y otros lugares de manera puntual.

Paradójicamente, estos coches de viajeros se dedicaron más tiempo a servicios de largo recorrido, que a servicios regionales, cuando se pensaron en un principio para estos últimos.

En los servicios de Largo Recorrido, con un cambio de bogies y decoración exterior, realizaron servicios curiosos, como algunos diurnos, mezclados con coches de otras series y también realizaron servicios “Intercity” sustituyendo a los trenes de la serie 448.

Este material es realmente curioso, se ha utilizado en diversos servicios, ha tenido cambios de manera casi constante, pero desgraciadamente acabó mal, junto con la mayoría del material convencional, vendido o desguazado, parece que Renfe le tiene mucha “tiña” a los coches de viajeros que están en perfecto estado de funcionamiento y que se podrían utilizar para servicios de viajeros de bajo coste, como pasa en otros países europeos.